Merece la pena

Dos semanas después de comenzar a vivir un sueño, es un buen momento para dedicar unos minutos de esta madrugada a recapitular los momentos vividos estos días. Mis primeros pasos han sido firmes teniendo en cuenta lo difícil que pueden ser ciertos detalles en un nuevo puesto de trabajo.

Qué duda cabe que todavía queda mucho por delante antes de poder cumplir con muchas de las expectativas y sueños que yo mismo he puesto en mí. Lo que sí que tengo claro en este instante es que ya hay ciertas personas que dependen de muchas de mis decisiones. Tal y como me pasó un día a mí, ya hay ciertas personas que han puesto su confianza en mí y que esperan ciertos resultados y ciertas reacciones mías.

Solo han pasado unos días pero ya puedo dar las gracias a esas personas que me han colocado, creo que sin merecerlo, como un referente más a la hora de dedicar una hora de su día a ocuparse de su salud.

Muchas gracias a todos por trabajar día a día y por mostrar vuestro esfuerzo en vuestro nuevo camino. Es difícil, lo sé. Yo mismo lo plasmé aquí hace algunos años y sé lo que pasa por vuestro cuerpo y por vuestra mente. Aún así, siempre acabáis mostrando una sonrisa al final del día. Esa sonrisa que es el mejor precio a todo el esfuerzo que he dedicado en llegar hasta aquí.

Muchas gracias a todos por implicaros en mi trabajo. Es muy gratificante preparar una clase para vosotros sabiendo que lo vais a pasar en grande en ella. Tanto como yo me lo paso preparándolas cada día. El pequeño sacrificio que resulta queda completamente satisfecho por vuestra ilusión y vuestro esfuerzo.

Muchas gracias a todos por darme razones para creer en esto. Porque cada vez que entro por la puerta y veo las mismas caras, las que ya están ahí siempre, sé que ha merecido la pena luchar tanto. Ahora mi lucha es pensar en el futuro.

Muchas gracias a todos por confiar en mí a la hora de ser vuestro guía. Aunque en alguna ocasión podré meter la pata y cometer más de un error, sé que el resultado de nuestros esfuerzos será próspero si consigo mi propósito: educaros en un concepto sano de vosotros mismos.

Muchas gracias a todos porque cada vez que os enseño algo no dejo de aprender a vuestro lado. Y eso es lo que más me apasiona de todo esto: que cuando más enseño más aprendo y supongo que esa es una de las cosas que tiene la vida. Supongo que es uno de esos regalos que nos tiene guardados para disfrutarlo.

Muchas gracias a todos por vuestras preguntas y por vuestras sugerencias que cada día me ayudarán a mejorar. Por vuestras ideas y por vuestra curiosidad en aquello que intento mostraros cada día.

Muchas gracias a todos por haber hecho que estas dos primeras semanas ya haya quedado claro en mi mente qué es lo que debo hacer a partir de ahora. Porque ahora sé cómo de importante es la responsabilidad que tengo entre manos. Ahora empieza a quedar claro cuál es el objetivo que me he propuesto con vosotros. Ahora entiendo lo importante que es el desafío que tengo por delante. Es un reto más que pongo frente a mí.

Muchas gracias a todos por demostrarme que merece la pena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s