Odio que mientan: con el tabaco no se juega

Autobuses de ETASA

Hacía siglos que no entraba por aquí a defender la vida sin tabaco. Hasta hoy. Como bien sabéis, soy un gran enemigo del tabaco y más de una vez he luchado para evitar que esta maldita droga exista en las vidas de todos: consumidores activos o pasivos. Una de las mayores acciones que he llevado siempre a cabo ha sido denunciar los incumplimientos de la Ley del Tabaco desde que esta nos acompaña hace ahora un par de años.

Hoy tengo que contaros un nuevo caso de las varias denuncias que he puesto por incumplimientos en la Ley. Todo empezó el día 27 de octubre de 2012 cuando, harto de los malos modos de un conductor de la empresa de autobuses de Coslada, ETASA (recientemente adquirida por el Grupo Avanza), decidí poner fin a la mala costumbre de este impresentable: fumar en el autobús mientras conduce.

Obviando que es un mal profesional que no trata con respeto a ninguno de los usuarios y que no es nada válido para el trato con el público debido a su mala educación, voy a contaros los motivos por los que decidí poner punto y final a este asunto. Este hombre es el clásico conductor que se echa su cigarrito en la cabecera de línea, como es habitual en muchos conductores fumadores.

Harto de que todo el mundo le diga que no sale a su hora por estar fumando y al no darle tiempo de terminarse el cigarro hace lo que hacen muchos: fumarse el pitillo mientras que conduce, asomando el mismo por la ventana, aunque el humo que expulsa y el hedor que desprende el mismo se queden dentro del autobús. Pues bien: por todos es sabido que desde hace siete años está prohibido fumar en el lugar de trabajo, aunque desde muchísimos años más está prohibido fumar en todas las redes de transporte público de la Comunidad de Madrid; así que supongo que, bien es sabido por el individuo en cuestión, que estaba cometiendo una negligencia en su trabajo, perjudicando, además, la salud de todos los que estamos usando ese servicio.

Decidido, aproveché la ocasión y mi nueva conexión a Internet desde mi móvil para enviar una queja al Consorcio de Transportes (lo idóneo hubiese sido denunciar el caso ante la autoridad sanitaria competente, pero no quise pasarme demasiado, por el momento). Indiqué el número de línea, la hora de salida del autobús de la cabecera y el número del mismo (reflejado en todos los autobuses) para que tuvieran bien fichado al individuo negligente indicando en la queja, y cito textualmente del resguardo que recibí por correo electrónico, que “el conductor estaba fumando mientras conducía; en concreto, este conductor siempre va fumando dentro del autobús; el olor a humo dentro del vehículo era inclasificable”.

Poco más de dos meses después recibo la contestación del Consorcio en la que me indican que “se ha emitido informe por la citada empresa en el que hace constar que ante el contenido de su queja han requerido al conductor en cuestión, manifestando que, efectivamente, fuma pero cuando está en cabecera sin servicio, diciendo que se le puede haber quedado el olor del tabaco en su persona” afirmación absolutamente falsa, puesto que, como os comento, este individuo siempre va fumando mientras que conduce.

Y aquí es cuando me altero, puesto que se me ha tachado de mentiroso, y lo ha hecho una persona que no es profesional en su trabajo y que se ha saltado a la torera la Ley, y eso es algo que me repatea profundamente. No creo que este mentiroso ser llegue hasta este humilde rincón, pero si fuera así le advierto: voy a estar vigilante. Sé que es muy posible que le hayan llamado la atención, incluso que le hayan apercibido sus jefes y que deje de hacer esto, temporalmente. Pero sé que, tarde o temprano, te relajarás y volverás a cometer este “error”, pero allí estaré yo para que en esta ocasión no me dejes por mentiroso. Realizaré y utilizaré pruebas gráficas para que en la próxima ocasión ninguna persona se pase por el forro una Ley que nos beneficia y protege a todos.

Desde este blog, seguiré defendiendo la Ley del Tabaco, una Ley que solamente evidencia mejoras y beneficios en la vida y salud de todos los españoles. Y también seguiré animándoos a que denunciéis todos los incumplimientos e irregularidades que os encontréis. De cualquiera de las muchas formas que hay para hacerlo. Nos ha costado mucho que nos escuchen y que protejan nuestra salud y no pienso consentir que ningún listo pisoteé todo el trabajo que hemos realizado entre todos. Y mucho más, que me intenten dejar por mentiroso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s