Las lágrimas de la condesa

Esperanza Aguirre anuncia su dimisión entre lágrimasTodavía no he comentado nada sobre uno de los noticiones de la semana que ya termina: la dimisión de Esperanza Aguirre, ese personaje dedicado a la vida política y que durante tantos años ha hecho la vida imposible a los ciudadanos de este país, a todos, los que le votaban y los que deseábamos con todas nuestras fuerzas que llegara este día.

Esperanza Aguirre es una tipa que pertenece a esa clase de políticos que desprecian a las personas que no son como ellos. Es de esa clase de personas capaces de pisotear a los que no tienen nada y de seguir enriqueciendo y venerando a los que lo tienen todo. Este ha sido el perverso objetivo de la vida política de Esperanza Aguirre, una mujer que solo se puede decir que haya hecho bien todo lo anterior.

No se puede decir que haya sido una mala política porque lo tenía absolutamente todo para serlo: era cínica, irónica y una malversadora de palabras. Hasta en su dimisión lo ha conseguido hacer a la perfección. Cuando lloraba tras anunciar su marcha, estaba consiguiendo su objetivo, que a todo el mundo le diera pena que abandonara la política. Se puede decir que, hasta el final, ha conseguido llevarse por delante todo lo que le ha dado la gana: ha destrozado la sanidad pública creando una serie de hospitales que bien podrían confundirse con complejos hoteleros; ha robado todo y más a la educación pública para regalárselo a la privada llegando hasta el punto de que los niños madrileños tengan que empezar desde temprana edad a saber lo que es comer de tupper; acabó con los pocos impuestos que pagaban sus amigos los ricos y se los subió a los pobres; y manipuló hasta la saciedad un canal de televisión pagado con el dinero de todos los madrileños hasta hundirlo en la mierda.

Y todas estas miserias creadas y orquestadas por la señora Aguirre han sido alabadas por toda clase de políticos de todas las ideologías durante esta semana. Y esto me preocupa. Me preocupa porque entonces para los políticos no deben existir las ideologías, simplemente una especie de juego y estrategia administrativa para hacer y deshacer a su antojo en la vida de todos los ciudadanos que sufren los fallos y las manipulaciones de todos estos individuos en su vida real. Somos manejados como peones en una partida de ajedrez por personas a las que no les importamos ni un carajo. Y esto me preocupa, insisto.

Ignoro el motivo por el que Esperanza Aguirre ha decidido dejar su vida política y desconozco las razones por las que todos en la vida pública han decidido bailarle el agua a la condesa. Me importa un carajo que Esperanza Aguirre llorara desconsolada mientras renunciaba a su cargo porque me consta que son miles las personas que día a día lloran y sufren por culpa de las manipulaciones que esta siniestra mujer ha llevado a cabo desde joven en la vida de todas las personas que hemos sido manejados por ella. Me importa un bledo el motivo por el que esta señora ha abandonado su cargo pero ojalá sea porque está empezando a sufrir como muchas de sus víctimas lo han hecho a lo largo de su carrera política.

Lo único que realmente me preocupa es el después, porque bien dice el dicho que más vale malo conocido que bueno por conocer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s