El timo de los moscosos

Los recortes a los funcionarios que se están llevando a cabo durante los últimos días están sirviéndole a nuestro gobierno facha conservador para convencer a la ciudadanía de que están eliminando “privilegios” a los funcionarios, en lugar de eliminarse ellos sus privilegios.

A continuación, reproduzco íntegramente un artículo que me ha llegado por correo electrónico sobre la historia de los moscosos. En el artículo, cuyo interés es imprescindible, se ilustra cómo los moscosos no son un privilegio de los funcionarios sino un gran timo como excusa para no subirles el sueldo.

Javier Moscoso del Prado y Muñoz, Ministro de Presidencia de Felipe González, aprobó los “días Moscosos” el 23 de diciembre de 1983 a cambio de no incrementar los sueldos según el IPC que era del 12,2%.

Los funcionarios (y estatutarios) perdererán tres días de los seis de libre disposición —los llamados ‘moscosos’— y se quedarán también sin los días libres adicionales en función de su antigüedad —los ‘canosos’—, según ha anunciado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Los Moscosos no son un privilegio de los funcionarios y estatutarios en relación al resto de los trabajadores sino que se trata de una compensación que se hizo en el año 1983 por no subirles el sueldo.

IPC del año 1983 según el INEMoscoso del Prado y Muñoz se reunió con los sindicatos, por orden de Felipe González, para negociar una compensación en “tiempo” a cambio de no incrementar las retribuciones en una cantidad equivalente al IPC. La negociación sindical de aquel año la realizó personalmente Moscoso y uno de los sindicatos que negociaron con él fue la CESM. El encuentro se realizó en el edificio Semilla del Palacio de La Moncloa durante el mes de diciembre de 1983. Por parte de CESM asistieron el Secretario General Juan Blázquez Sánchez, el Vicesecretario General Eduardo de Porres, el letrado Andrés Salcedo de Mingo y las dos personas que durante años negociaron las subidas salariales: el cántabro José Manuel Rubín de Celís y el aragonés José Luis Ansón. En la reunión, el Ministro explicó la pésima situación económica de aquel año que impedía el incremento y la propuesta, que era compensar la pérdida del poder adquisitivo del 12,2% mediante una compensación de seis días de dispensa, es decir, los “Moscosos”. Hubo otras reuniones con otros sindicatos como CC OO cuyos representantes eran Fernando Pérez Iglesias y José María Fidalgo, traumatólogo de La Paz.

Para legitimizar los Moscosos se publicó en el BOE del 22 de diciembre de 1983 la Instrucción de 21 de diciembre de 1983 (Moscosos) de la Secretaría de Estado para la Administración Pública.

Instrucción de 21 de diciembre de 1983 (Moscosos) de la Secretaría de Estado para la Administración PúblicaLa propuesta de dar seis días a cambio de no incrementar un 12,2% los sueldos no era proporcional y el número de días que correspondían a la pérdida porcentual era de 30,5; es decir, se perdieron 24,5 días, lo cual se puede calificar de timo. Pero aquellos años eran especiales. Todos los españoles remaban en la misma dirección y los pactos de estado eran una realidad. El resultado fue que CESM, CC OO y UGT aceptaron aquella pérdida adquisitiva parcialmente compensada en días y “se tragaron a sabiendas el timo”. Los funcionarios, los médicos y resto de profesionales de la sanidad lo comprendieron y, aunque más pobres, lo aceptaron.

Para no mentir, entre Moscoso y la CESM hubo una “cláusula secreta” que no se cumplió y que consistía en la desaparición de la colegiación obligatoria para los médicos que trabajaban en la Sanidad Pública. Para comprender este acuerdo hay que tener en cuenta las ideas de la OMC en aquellos tiempos. El Presidente era Ramiro Rivera que protagonizó un intento involucionista, denominado “Operación Primavera”, en la época del Ministro Ernest Lluch.

Ahora, años después, el Gobierno de Rajoy se salta este acuerdo a la torera y se olvida de todo aquello quitándole a los funcionarios, además de la paga extra, sus seis moscosos. Aquellos que les dieron a cambio de no incrementar el sueldo en un 12,2%.

Y por si fuera poco, quita también los llamados “canosos” lo que constituye otra modificación en las condiciones laborales y que también puede traducirse a términos monetarios. Para más inri, el Gobierno castiga más a aquellos con más antigüedad.

¿Qué os parece todo esto?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El timo de los moscosos

  1. Pingback: Reincidencias | La Habitación de Daniel

  2. Saquemos todos conclusiones para el futuro……

  3. Jorge dijo:

    Dilo con todas las letras: gobierno FACHA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s