España se hunde… y yo con ella (II)

Continuación de España se hunde… y yo con ella

Parece ser que todo ha terminado. Hoy he vuelto al INSS a terminar con toda la parafernalia que nuestro querido Gobierno está montando al tocar la Sanidad pública. La funcionaria que me atendió la última vez, Pilar, a la que agradezco desde aquí todos sus esfuerzos y su buen humor a la hora de ayudarme, tenía todo preparado para finiquitar el asunto.

Al final, toda la movida que os conté el otro día no era necesaria debido al último cambio recogido en el Real Decreto-Ley 16/2012. Toda esa historia solamente era necesaria para los inmigrantes. Con lo que lo único que necesitaba acreditar era que no he cobrado el año pasado más de 100.000 euros. Evidentemente, si así fuese no estaría viviendo en España sino en otro país donde no tuviéramos unos políticos tan incompetentes o al menos en un país donde no estuviera pasando las penurias que pasan millones de familias. Es decir, con la fotocopia de la declaración de la renta (que me ha salido a pagar 1.002 euros estando sin trabajo) me bastaba.

En el INSS me sellaron un documento que acredita mi derecho a asistencia sanitaria, aunque la funcionaria, con su gran sentido del humor, me recomendó que “no te pongas malo, por si acaso”. Con ese documento, he ido a mi centro de salud donde me han tramitado la nueva tarjeta sanitaria para personas sin recursos. Hasta que me llegue (plazo máximo de tres meses) deberé llevar siempre encima un resguardo que me han facilitado con mis datos sanitarios. La tarjeta antigua se la han quedado ellos.

Así que supongo que tras todo esto, puedo decir que de momento he terminado con todo este lío, tres meses después. De todas formas, sigo insistiendo en que si algún día estando con alguno de vosotros me pasa algo no llaméis a una ambulancia, acercadme vosotros al hospital no vaya a ser que me toque pagar el transporte. Por último, os dejo un regalito. Es la declaración jurada en la que indicaba que no tenía previsto ningún ingreso para este año. Pedí a Pilar, la funcionaria, que no la rompiera ya que quería conservarla para compartirla con todos vosotros y con mis futuros nietos, en caso de que algún día los tenga, porque esto es para contárselo a los nietos dentro de 50 años.

Declaración jurada en papel sucio que hice en la oficina del INSS junto con mi nueva 'tarjeta sanitaria provisional' tamaño A4

Podéis comprobar que no exageraba ni que era mentira lo que os conté en el anterior post sobre este asunto. Acompañando a la declaración jurada escrita a mano en papel reciclado, veis mi nueva tarjeta sanitaria “tamaño A4” provisional durante los próximos tres meses. Cabe destacar que si no encuentro trabajo en los próximos 4 años, que espero que no sea así, caducará la situación en la que me encuentro. ¿Qué pasaría después? Espero que no tengamos que descubrirlo.

Y ahora os contesto

Hacía tiempo que no os contestaba y ya tenía ganas de volver a recuperar esta sección. Aunque realmente, la culpa es vuestra, que siempre me contestáis en persona en lugar de hacerlo por aquí. Procedo:

Como habrás podido comprobar tras estos dos post, lo que dicen en ese diario no es cierto. O matizando, lo que dice el Conseller no es cierto, o aún más, lo que dice Sanidad no es cierto. Al menos en la Comunidad de Madrid. He tenido que desplazarme dos veces y acudir a dos centros distintos el mismo día. Con lo que eso de “no tienen que hacer absolutamente nada, no tienen que desplazarse y no tienen que solicitar ningún documento porque el propio INSS cruzará los datos correspondientes con las comunidades autónomas y dará antes de la puesta en marcha de esta medida, que será el mes de agosto, el modelo de aseguramiento que deben de tener” es absolutamente falso, como nos tiene acostumbrado el nuevo Gobierno de las mentiras.

Por cierto, aprovecho para darte la enhorabuena por tu libro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a España se hunde… y yo con ella (II)

  1. Pingback: Que se queden con sus primas | La Habitación de Daniel

  2. Alberto dijo:

    En fin, me alegra oír que esta penosa travesía del desierto ha acabado bien, al menos hasta 2014. Pero para entonces, ¿quién sabe qué será de España?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s