Vida sana: un año en el gimnasio

Hoy, 7 de mayo de 2012, se cumple un hito. Hoy hago un año cumpliendo mi vida sana en el gimnasio. Me acuerdo cómo el día 4, un día antes de que abriera ese nuevo centro deportivo, acudí a pedir información y salí matriculado.

La chica que me hizo la matrícula, a la que hoy conozco mucho con el nombre de Eva, se lanzó automáticamente a pedirme la tarjeta de crédito para matricularme. Me lió, pero hoy se lo agradezco porque nunca me arrepentiré en la vida de haberlo hecho.

De lo que más me acuerdo fue del comienzo: corto y duro. Estuve a punto de tirar la toalla al principio de todo, pensé que no sería capaz de superar un reto que me puse, de conseguir el objetivo que me propongo y que hoy todavía sigue en mi camino. A día de hoy, creo que si me quitaran el deporte, el ejercicio físico intenso del que disfruto día a día, me matarían. Acabarían conmigo si intentaran destruir mis dos horitas diarias de trabajo físico intenso.

Hoy puedo animar a todos los que estáis al otro lado de esta pantalla a que sigáis mis pasos. A que cuidéis de vuestro cuerpo y llevéis una vida lo más saludable posible. Se puede conseguir fácilmente y no solo en el gimnasio: andando, nadando, con la bicicleta. De cualquier forma. Pero creo que es una obligación que deberían inculcarnos con estos valores desde niños y no solo para aprobar una asignatura que pasa sin pena ni gloria por los planes de estudio en los institutos.

¡Cuánto me he equivocado! Me hubiera encantado descubrir todo esto mucho tiempo atrás. Pero lo he conseguido a tiempo. Antes de que fuera demasiado tarde. Tras muchos años abandonando mi cuerpo me di cuenta, mirándome al espejo, que esto no podía ser así. A los hombres nos traiciona el cuerpo y nos adorna con una redonda figura en todos los rincones del mismo: piernas, brazos, cara y la temida barriga prácticamente inexistente que todavía sigo quitándome.

Todo esto empezó hace ya casi tres veranos, cuando mi querido Alvarito y yo nos adentramos en este mundo saliendo a correr 45 minutos. Hoy revivo mis palabras:

No me siento agotado, no me siento sin fuerzas. Todo lo contrario, tengo ganas de más. Y creo que eso es bueno. ¿Podré comenzar a llevar una vida sana a partir de ahora?

Ahora me voy a pegar una ducha; he dejado de correr hace media hora y todavía continúo sudando por todo el cuerpo, pero quería compartir esto con vosotros cuanto antes. Y lo seguiré haciendo. Si se convierte en una costumbre, que así espero que sea […].

Hoy puedo estar orgulloso porque todo esto sigue adelante y espero que siga más y mejor. Y ahora quiero emular a una persona que os presenté aquí hace un tiempo: Shane Thomas, ese músico de 23 años que cambió su vida de la noche a la mañana. Evidentemente, no voy a poneros unas fotos como las suyas porque todavía no he conseguido llegar a esa meta. Voy a compartir de nuevo unas fotos que ya conocéis todos y que espero os dejen tan sorprendido como estoy yo. Me hubiera gustado hacerme fotos de todo el proceso, mes tras mes, sin apenas ropa, para que viérais perfectamente todo el esfuerzo realizado, pero no ha sido así. Es lo único que puedo ofreceros, aunque los que me conocéis sois testigos de mi trabajo. Dentro de poco, espero poder seguir ampliando ese abanico de imágenes con más resultados de mi esfuerzo.

El antes y el después en tres fotografías

Por ultimo, quiero dedicar todo este año a esas personas que han estado conmigo apoyándome y ayudándome. No quiero dar nombres porque son muchos y no quiero olvidarme de nadie, pero vosotros sabéis quiénes sois, tanto los que me habéis enseñado como los que me acompañáis en vuestra lucha particular. ¡Gracias por estar ahí día tras día!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Vida sana: un año en el gimnasio

  1. Pingback: Tres años de vida sana | La Habitación de Daniel

  2. Alberto dijo:

    Como sigas perdiendo peso y ropa el final de la serie fotográfica va a ser interesante jaja. ¡Enhorabuena!

  3. Jorge dijo:

    ¡Menudo cambio… a mejor, por supuesto!

    Enhorabuena por todo el esfuerzo realizado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s