La inteligencia americana

Leigh Van Bryan y Emily Bunting | Foto: publico.esÉrase una vez dos muchachos británicos que decidieron irse de vacaciones a un país muyyyy lejano. Tal era la emoción de los jóvenes que entraron en una red social para contárselo a todo el mundo.

Tenían tantas ganas de divertirse al otro lado del planeta que mostraron públicamente su emoción por “quemar América” durante sus días de vacaciones. Estaban tan contentos y emocionados con lo que iban a vivir que expresaban sus deseos de “desenterrar a Marilyn” parafraseando un famoso comentario de la estadounidense serie Padre de familia.

Pero al llegar a EE UU, Leigh y Emily, que así es como se llamaban los jóvenes, se toparon con algo que no esperaban. Unos señores malos, pertenecientes al Departamento de Seguridad de la Nación de los EE UU, les estaban esperando. Los chicos fueron retenidos durante doce horas en una oscura y fría celda junto a narcotraficantes mexicanos esperando los interrogatorios de los hombres malos.

Estos dos jóvenes que habían viajado felices a EE UU para pasar un tiempo de diversión fueron víctimas de una pesadilla en la que fueron catalogados por el Departamento de Seguridad de la Nación como una “amenaza potencial” para el Estado. Los señores malos le preguntaron a los chicos por qué querían destruir América y ellos les comentaron que la única intención que tenían era “salir de fiesta y hacer estupideces”. Esta situación tan ridícula (o tal vez graciosa para muchos) hizo que estos dos jóvenes se sintieran asustados por las preguntas de los señores malos.

“Casi estallo en carcajadas cuando me preguntaron si yo iba a ser la vigilante mientras Leigh desenterraba a Marilyn Monroe. No me lo podía creer, porque era una cita de la comedia Padre de familia, que es un show estadounidense. La situación se hizo aún más ridícula cuando los oficiales rastrearon nuestras maletas y nos dijeron que estaban buscando palas”, comenta ahora Emily después de haber conseguido huir de los hombres malos.

Y es que esto que os estoy contando no es un cuento, como os podéis imaginar, sino una historia real. La historia de dos jóvenes que fueron detenidos en la aduana de un aeropuerto estadounidense por bromear en Twitter sobre su viaje a Los Ángeles. Todo ha acabado para estos dos jóvenes que pasaron mucho miedo durante el tiempo que duró la experiencia. Estos dos chavales se movieron durante horas entre la parodia y el pánico tras haber sido víctimas de una interpretación absurda por parte de unos señores que, supuestamente, son parte de uno de los grupos más inteligentes en la seguridad de su nación.

Sin embargo, aunque esto no sea un cuento sí que puede tener una moraleja. Una moraleja que queda reflejada en la lectura entre líneas de los americanos. Algo que deja palpable la inteligencia americana, digna de una película de humor absurdo y ridículo, como lo son todos ellos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La inteligencia americana

  1. Alberto dijo:

    La verdad es que la historia se las trae. Un poco más y a la silla eléctrica o a Guantánamo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s