No podrán con la libertad

Anoche, finalizábamos la jornada con la noticia del cierre de MegaUpload, el mayor servicio de descargas directas del planeta. El FBI ha cerrado este servicio por supuesta “piratería” y ha ordenado arrestar a siete de sus responsables. Esta acción llevada a cabo por el gobierno de los EE UU implica un ataque a la libertad individual en Internet y pone de manifiesto que la censura pretende estar por encima de las libertades de los internautas y que los gobiernos trabajan por el beneficio de las multinacionales más grandes y no de los ciudadanos, los principales afectados por esta gran crisis mundial que ellos mismos han provocado con sus decisiones empresariales.

Con esta acción, se produce el cierre de una página web que registraba al día más de 50 millones de visitas y que cuenta con más de 150 millones de usuarios registrados. La trascendencia de este hecho y la próxima aprobación de las leyes SOPA y PIPA (las hermanas americanas de la ley Sinde) va a traer mucha cola. De hecho, las reacciones no se están haciendo esperar e Internet se ha movilizado contra este acto de censura.

Entre muchas de esas acciones, Anonymous se ha dedicado durante todo este tiempo a tirar las webs de grandes compañías como Warner o Universal, o de servicios estatales americanos como el Departamento de Justicia de los EE UU y el mismísimo FBI.

Pero como digo: esto no ha hecho más que empezar. Internet está en plena efervescencia reactiva desde que se ha conocido la noticia. Una de las consecuencias que se está llevando a cabo es que los usuarios premium de MegaUpload están comenzando a solicitar que les sea devuelto el dinero de sus suscripciones, pagos de los que tendrá que responsabilizarse PayPal. Dicho reembolso es solo una ficha de dominó que está apunto de empujar a otra y que provocará la caída inexorable de todas y cada una de ellas. Por ejemplo, el FBI ha obtenido con esta acción los datos personales de millones de usuarios, entre ellos europeos, datos que están protegidos por la legislación europea.

Y esta es la principal consecuencia de haber atacado injustamente a uno de los grandes. Un popular site que no solo es utilizado para los supuestos actos de “piratería”, como alega el FBI, sino que millones de profesionales en todo el mundo lo usamos usábamos para guardar nuestro trabajo y nuestros propios documentos de una forma totalmente legal, documentos que hemos perdido y que nos son inaccesibles gracias al FBI, cosa que nos perjudica terriblemente a muchos.

Por eso mismo, y para seguir todas las acciones de apoyo que se están llevando a cabo en Internet, La Habitación de Daniel cerrará sus puertas esta misma madrugada durante 72 horas (emulando a los famosos 72 minutos de MegaUpload) como acto de protesta por este ataque a la libertad en Internet y que solo promueve la censura y los lucrativos negocios de los que más tienen, perjudicando a pequeños usuarios de Internet o pequeños profesionales y empresas que hemos visto afectado nuestro trabajo por una decisión de los EE UU que solo beneficia a unos pocos. Una decisión local de los EE UU que afecta al resto de usuarios del planeta y que creo basada en un acto de venganza por parte de las grandes compañías internacionales defensoras de las nuevas leyes del copyright.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s