Vida sana: Pilates

Alumnas practicando PilatesHace un par de días, os comentaba en Facebook que tenía que preguntaros una cosa a todos. Es una cuestión difícil, por eso mismo necesito del consejo de todos. Saber qué pensaría cada uno de vosotros en mi situación y cómo se plantearía esta cuestión.

No hace más de dos años que empecé con mis hábitos de vida sana. No hace siquiera un año, comencé a entrenar diariamente en un gimnasio, entrenamiento que día a día da sus frutos. Y me ha surgido la oportunidad de hacer algo.

Hace un mes, David, mi instructor de Pilates (entre otras cosas) me comentó que por qué no hacía un curso de Pilates para sacarme un dinerito. La proposición me llegó después de muchos meses practicando con éxito esta disciplina. Mi evolución ha sido tan espectacular y tan sorprendente (para mí en primer lugar) que mi monitor decidió hacerme esta proposición.

Trabajo con fitballEn principio, me la tomé como algo sin importancia. Como un comentario sin más. Hasta que empecé a buscar información. Ahora que sé que David ha dejado las clases que me daba a mí, me encuentro con las ganas suficientes para darle a otros lo que me han dado a mí. Me apetece coger el testigo y ser yo el que imparta esta enseñanza entre gente ilusionada por aprenderla.

Los cursos para ser instructor de Pilates son muy caros. No sé si recibir un título en una de las muchas escuelas que realizan estos cursos te acredita para poder impartir clase o enseñar a otros aspirantes. No sé si después de hacer este curso hay que realizar un examen para recibir una acreditación. No sé cuál es el precio de ese examen. No sé cuál sería el camino a seguir después de todo esto.

Tijeras en PilatesEl caso es que estoy muy animado para hacerlo. Me apetece. Me gusta la idea de poder comenzar algo nuevo y totalmente diferente a lo que he estado haciendo hasta hoy. Los últimos acontecimientos y escollos que me he encontrado en mi vida profesional me animan a cambiarla por completo de arriba a abajo. En principio, la idea sería la de compaginar las dos cosas: mi trabajo como informático por las mañanas y mi quizás futuro trabajo como instructor de Pilates por las tardes. Incluso quedaría una puerta abierta a la posibilidad de rechazar una de estas dos opciones y decantarme totalmente por la contraria, con el paso del tiempo y viendo los pros y los contras que me ofrecen las dos vías.

Por eso necesito consejo. ¿Qué haríais vosotros? Si alguien ya ha pasado por esta situación o una similar, ¿qué hiciste? ¿Decidiste bien o te equivocaste? Si algún experto en la materia lee estas líneas, ¿qué me recomienda? No sé cuánto tiempo tengo para decidirme. Sé que tiene que ser una decisión rápida y por eso os pido ayuda. Hoy vuelvo a la entrada del laberinto en la que me encontraba el otro día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Vida sana: Pilates

  1. Pingback: Empieza una nueva vida | La Habitación de Daniel

  2. Pingback: Tres años de vida sana | La Habitación de Daniel

  3. Pingback: Vida sana: un año en el gimnasio | La Habitación de Daniel

  4. Jorge dijo:

    Si yo fuera tú y tuviera el dinero, lo intentaría.

    Después de tener la acreditación, ¿tendrías un trabajo fijo por las tardes como profesor de pilates en ese sitio al que vas?

  5. Alberto dijo:

    Por mi parte, ¡adelante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s