Testamento virtual

Que la vida pasa rápidamente y sin darnos ninguna opción de detenerla a nuestros pies es una cosa que no es nueva para ninguno de nosotros. Y es que el tiempo a veces puede convertirse en un enemigo que sin previo aviso se abalanza sobre nosotros y nos arrebata nuestra juventud. Ese mismo tiempo que cura las heridas, que borra datos de nuestra memoria, que muestra nuestros sentimientos o que los oculta dentro de un cajón.

El tiempo reserva en su memoria todos nuestros sentimientos, todo lo que hemos construido, lo que hemos compartido, lo que hemos disfrutado y lo que hemos dejado atrás. Y es que el tiempo es el responsable de todo lo que sucede a nuestro alrededor porque todo lo que pasa sucede porque él existe. La vida, la muerte, la alegría, la tristeza, la pena, la enfermedad, el sonido, el silencio, los sueños, los recuerdos. Todo ello le pertenece al tiempo. Todo ello forma parte del tiempo. Todo ello no existiría si este cruel enemigo no nos arrebatara esos momentos para su baúl de los recuerdos.

Pero todo lo que dejamos queda perenne en un testamento vital. Todos los que nos vamos dejamos algo para los que vienen detrás. Dejamos a nuestros familiares y amigos nuestras pertenencias, nuestros recuerdos y nuestro dinero. Pero también dejamos un legado “no físico” para los que vienen después. ¿Alguna vez habéis pensado qué sería de todo lo que dejamos en la nube cuando ya no estamos? Las nuevas tecnologías y las redes sociales nos permiten compartir cientos de fotografías, vídeos, música y estados con los que están con nosotros. ¿Alguna vez os habéis imaginado la posibilidad de dejarle a alguien todo ese material que poseemos en la red? ¿Qué podría hacer yo con todas estas líneas cuando ya no esté? ¿Quizá a alguien le gustaría recordarlo?

He leído esta mañana una noticia en la que contaban que los británicos están empezando a hacerlo. Todos los objetos que uno deja en la red están empezando a formar parte de una especie de testamento virtual. Un 11% de la sociedad británica reconoce haber dejado en su testamento las contraseñas de sus redes sociales, perfiles y cuentas de correo electrónico para que sus herederos puedan conservar esos recuerdos en una especie de “herencia digital”.

Nunca me había planteado la posibilidad de que esto fuera así una vez se acaba todo por completo. Pero el valor sentimental de esas fotos colgadas en las redes sociales, que ya no tienen su existencia en papel, puede asumir un gran protagonismo en brazos de los que nos han querido. Si nosotros mismos siempre hemos deseado conservar esas fotos, esos vídeos y esos recuerdos virtuales, ¿quién no ha pensado alguna vez que nuestros herederos también quieran hacerlo?

Hace unos meses, conversaba con unos compañeros de trabajo entre café y café sobre este asunto. Había gente que por culpa de una avería en el disco duro de su ordenador había perdido todos los recuerdos que conservaba de sus hijos cuando estos eran pequeños. Y nos preguntábamos qué haríamos en el caso de que un incendio destruyera nuestra casa. Si solamente pudiéramos recoger una sola cosa, ¿qué sería? Evidentemente, la respuesta mayoritaria fue el ordenador, porque ahora todos nuestros recuerdos se encuentran en formato digital. Las fotos, las cartas y los sentimientos que antes se expresaban de una manera física ahora los hallamos entre estas teclas que nos comunican a los unos con los otros. Los recuerdos digitales de quien muere y toda la generación que vendrá detrás de ellos son una parte más de la vida de todos nosotros y construyen la génesis de los recuerdos que nos quedan cuando a veces las cosas no podemos tocarlas con las manos.

Y ahora os contesto

La primera respuesta que debo daros hoy son las gracias por vuestras felicitaciones de cumpleaños tanto en este blog, como a través de Facebook, llamadas telefónicas o SMS. Si para vosotros es un placer leerme, para mí es un placer compartir con todos vosotros estos momentos. ¡Gracias!

Y ahora, me veo en la obligación de contestar el siguiente comentario:

Frase literal sacada de los hechos probados: “Tu madre va a tener que ir mirando por la calle como las zorras, para delante y atrás, porque la voy a matar y la voy a meter en una caja de pino”

Si usted ve el uso de la palabra zorra aquí con otra connotación diferente a la que manifiesta la sentencia seguramente tenga un problema en la comprensión del castellano. Si por el contrario entiende que no existe connotación peyorativa alguna en el contexto de la frase y aún así mantiene esta entrada en el blog que usted administra es porque está participando maliciosamente en la campaña de acoso y derribo contra el juez Juan del Olmo. (Democracy=FAIL)

Es muy posible que tengamos un problema con la comprensión del castellano casi toda la población española puesto que no soy el único que ve el uso de la palabra zorra con otra connotación distinta a la que usted. De hecho, desde el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, desde el Consejo General del Poder Judicial, sindicatos y otros colectivos varios se ha afirmado que llamar zorra a una mujer sí es un insulto. Es más, detrás de estos mensajes siempre se esconde una referencia violenta, sobre todo cuando la palabra zorra la acompañas de una amenaza de muerte.

Cualquier persona que sepa interpretar el castellano desde el lenguaje coloquial sabe que llamar a una mujer zorra implica un insulto sin paliativos y que en la lucha contra la violencia doméstica hay que ser contundentes, algo que este juez no sigue a rajatabla en ninguna de las sentencias en las que ha alzado el mazo.

Todos los que luchamos contra esta lacra que supone la violencia doméstica sabemos que la “excusa” que ha puesto el señor Juan del Olmo para justificar su sentencia denota una escasa inteligencia, algo bastante preocupante si tenemos en cuenta que ha salido de la boca de un juez.

Por otro lado, me resulta curioso que se indigne con mi escrito en el que, según usted, manifiesto una escasa capacidad de comprensión del castellano, y no le indigne que este enfermo haya realizado una amenaza de muerte hacia una mujer enviándole el mensaje directamente al hijo que ambos tienen en común. Eso sí que es un motivo de indignación, el no lamentar que este señor está amenazando a una mujer con que la “va a meter en una caja de pino” y no en discutir si la connotación de la palabra zorra quiere indicar en este caso que nos estamos refiriendo a una “mujer astuta” o a una prostituta. Y también me resulta bastante curioso que usted tampoco se indigne porque este señor (que ya fue condenado por malos tratos) haya sido absuelto de haber amenazado de muerte a su mujer y que el juez Del Olmo haya repetido astucia una vez más en otro caso de violencia machista.

Con respecto a la campaña que dice que hago contra el juez Del Olmo por publicar aquí mi opinión, decir que simplemente es eso, una opinión que expreso con total libertad ya que las leyes de este país me permiten hacerlo. En caso de que haya una campaña maliciosa contra este individuo, cabe destacar que se la está haciendo él solito al pronunciar sentencias como estas. Y, evidentemente, como sugiere, no pienso eliminar dicha entrada de este blog, puesto que estaría faltando a la moral y a la razón, y estaría dejando de denunciar públicamente las barbaridades que usted y su amigo Del Olmo se empeñan en justificar.

Por último, quiero hacer referencia a su alias, Democracy=FAIL, que viene a querer decir algo así como que “la democracia falla”. No sé si con comentarios como el suyo nuestra sociedad democrática falla. Lo que sí que tengo claro es que cada día se vuelve un poco más machista.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Testamento virtual

  1. MobocracyVscivilization dijo:

    No esperaba que replicase mi comentario en una entrada aparte, le respondo pese a la tardanza.
    En el contexto de la frase se puede afirmar con bastante seguridad que se hace referencia a zorra como mamífero cánido de pelaje rojizo famoso por su astucia pero también por su desconfianza natural. Se hace referencia a “ir mirando…para delante y atrás”, conducta propia del canido en su entorno natural y no de la prostituta cuando ejerce como tal. Así lo entiendo yo y así lo entiende también la abogada de la parte demandante:
    http://www.laverdad.es/murcia/v/20111005/region/abogada-victima-cree-olmo-20111005.html
    Desde esos colectivos que me nombra no se ha entendido así por razones totalmente torticeras y fundadas en cuestiones totalmente ajenas al caso. Tales colectivos deben justificar su existencia (vease el caso del polémico ministerio de Igualdad ahora integrado en el Sanidad, Política Social…) y recurren a dar imagen pública mediante comunicados a la prensa para airear y remover polémicas como esta. No hay que olvidar que esos colectivos son una importante salida para los cada vez más numerosos titulados en trabajo social, igualdad de género y titulaciones similares.
    Me habla usted además de unos hechos, las amenazas al margen del uso de la palabra zorra, sobre los que no me he pronunciado por no ser el centro de la polémica (qué es claramente el uso de la palabra zorra) y por los que además tengo entendido que el acusado ha sido condenado. Hablo de campaña maliciosa en el momento en que se difunde información totalmente falsa acerca de la sentencia, en la edición digital del diario abc se dice ” El juez del Olmo considera que ‘zorra’ no es un insulto” y se acompaña la noticia incluso de imagenes de la setencia donde se dice unicamente que en el contexto (unicamente en ese contexto) concreto la palabra zorra no se ha usado como insulto. Es muy significativo el silencio cuando no complicidad con la campaña de los medios considerados de la derecha política (aquí llamados significativamente caverna).

    He cambiado mi alias, espero que le resulte aclaratorio de lo que pienso de la deificada democracia moderna de sufragio universal.

  2. Alberto dijo:

    Ha merecido la pena la espera por este post. ¡Me encanta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s