La entrada que no debería ser escrita

Esta es la tercera vez que escribo estas líneas. Es muy difícil escribir sobre algo que no quieres nombrar. No quiero decir quién ha sido, dónde lo ha hecho, qué es lo que ha puesto. Hace unas horas recibí un comentario en este mismo blog desde México. Dicho comentario no lo vais a encontrar publicado en el blog porque lo he eliminado incluso antes de que fuera aprobado.

Un usuario ha dejado por escrito unas líneas que me repugnan terriblemente. Unas líneas en las que instaba a todos los gobiernos del mundo a penalizar con la muerte la homosexualidad. Según este asqueroso individuo, la homosexualidad debería pagarse con la vida sobre toda la faz de la Tierra. Según esta basura, habría que asesinar a un ser humano por el simple hecho de que se meta en la cama de otra persona de su mismo sexo, asunto que solamente le concierne a él y a su pareja.

Semejante comentario aberrante me ha producido tal rechazo que no he dudado ni un momento en escribir este post esperando a que este impresentable, que se atreve bajo el anonimato que le proporciona Internet a comentar tal monstruosidad que en nuestro país sería considerada como un delito, lea estas líneas donde muestro el más absoluto rechazo a sus palabras y donde le respondo que lo que no debería existir en este mundo son los cavernícolas como él.

Desde el primer momento en el que este blog nació públicamente para todos, publiqué una página donde registre una política de comentarios que todos debéis cumplir antes de participar en el blog. Simple y llanamente se trata de unas normas de convivencia que solo pretenden que nos respetemos los unos a los otros de una manera correcta y cordial. Por supuesto, cualquier comentario que sea considerado homófobo, machista, sexista o que demuestre cualquier otra clase de discriminación, será eliminado del blog instantáneamente.

Os recuerdo a todos la importancia de que cumplamos estas normas de convivencia y de que expresemos siempre, con toda nuestra fuerza, un gran rechazo a esta clase de comportamientos que nunca serán aceptados en este blog.

Me da pena haber escrito esta entrada porque este es el tipo de textos que no deberían escribirse jamás, aunque no queda más remedio que hacerlo por culpa de gentuza como la que nos ha visitado en el día de hoy. Una entrada que ha tenido que ver la luz por culpa de un imbécil que no es, ni será nunca, bien recibido en esta Habitación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La entrada que no debería ser escrita

  1. Cuanto cavernícola anónimo hay suelto por desgracia. :-/

  2. Alberto dijo:

    La homofobia puede tratarse. Que busque ayuda.

  3. Jorge dijo:

    No merece mayor comentario, Compi.

    Aquí el único enfermo es él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s