La pérdida de papeles del rey

El rey está molesto. ¿Qué le pasará al rey? Al parecer, el monarca se ha cansado de las informaciones de ciertos periodistas en las que recuerdan todas las intervenciones quirúrgicas que ha tenido que sufrir durante los últimos tiempos. Acostumbrados al buen humor de este hombre, los periodistas (y todos los que hemos visto las imágenes) nos hemos quedado ojipláticos al oír decir al rey que estaba “Fatal, fatal, muy mal”, tras ser preguntado por su estado de salud.

El monarca prosiguió: “Como lo que os gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa todos los días en la prensa. Eso es lo que hacéis la prensa, siempre”. La salida de tono del rey valorando negativamente el trabajo de todos los informadores sin excepción no parece que sea el típico ejercicio de corrección de una persona de su alcurnia.

Acostumbrado a seguir unas rígidas normas de protocolo, el rey se ha salido del tiesto en esta ocasión para proferir estos comentarios, un tanto desagradables, hacia los medios de comunicación.

Minutos después, el rey intentó explicarse ante los informadores. “Los habituales, los que estamos todos los días aquí, cubriendo la información, sí que damos la correcta”, le aclaró una periodista, que prefirió apuntar hacia otros medios: “Nosotros sobre el resto es difícil que podamos influir”. Entonces, el gesto del rey cambió y soltó una carcajada en la que apuntilló que “como ya no tienen bastante información…”.

Sabéis que siempre seré un fiel defensor de todos los medios que brindan información a los demás, y entre ellos, por supuesto, están todos los medios de comunicación. Por esto mismo, los comentarios del rey me parecen una salida de tono muy poco propia de un hombre de su estatus y con la exquisita educación que reciben en la familia real. Pienso que el rey debería ser más tolerante con los comentarios y críticas de los medios, por lo menos para justificar su “sueldo”, esos ingresos multimillonarios que le hacemos todos los españoles.

No pienso, como muchos medios, que el rey se comportara de forma irónica, sino que creo que se comportó de una manera muy borde y un tanto maleducada. Demasiados privilegios tiene el rey como para pretender tener impunidad hacia las palabras de los periodistas. Aunque, como muchos apuntan, todo se trataba de una “conversación informal”, y si así fuera esto, me callo, porque todos hemos tenido muchas salidas de tono como la del rey de ayer. Aunque, claro está, yo no soy rey ni tengo ningún título que me obligue a comportarme con corrección ante nadie.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s