La pizarra de las cavernas

Haz clic en la imagen para agrandarlaAyer encontré para mi espanto esta fotografía en Facebook. Podría ser perfectamente el cartel que el dueño del asador Guadalmina habría colocado en su negocio tras permitirle el juez volver a abrirlo. Digo que podría ser suyo, o de cualquier otro individuo claro está, que no respete ni un poquito a los demás y que no se haya dado cuenta de que su cerebro ha dejado de funcionar correctamente.

Me vais a permitir que sea tan duro en estas palabras porque hacía bastante tiempo que no veían mis ojos semejante burrada colgada en Internet. Normalmente vemos muchas tonterías y muchas barbaridades, pero la situación me lleva a tomármelo todo a risa. Aunque en este caso me horroriza ver ciertas cosas y no puedo evitar hablar de ellas. Sobre todo cuando, en la página en la que lo encontré, había un botón “Me gusta” de Facebook en el que ya habían pulsado más de 60.000 personas.

Para que veáis mejor la imagen, os invito a que hagáis clic en ella para verla a su tamaño completo. Aún así, os voy a transcribir lo que dice para que todos podamos analizarla:

Este año el Gobierno te recuerda: si fumas, a la puta calle; si bebes, sin puntos; si corres, a la cárcel; si eres gordo, a régimen; las corridas, sin toros; la comida, sin colesterol; el sexo, con preservativo. Solo gobernamos pensando en darte por el culo, ¡¡que por eso lo hemos legalizado!!

Como podréis imaginar sabiendo cómo soy, toda esta clase de sentencias demagógicas, irresponsables y homófobas me parecen terribles y me repugnan. Este post no pretende defender al Gobierno en ningún momento, aunque si tuviera que hacerlo lo haría con total orgullo. Sé que el Gobierno ha hecho ciertas cosas mal: toda la gestión de la crisis ha desgastado a ese equipo humano que se ha visto desbordado ante tanto problema. También hay que reconocer que ellos no tienen la culpa de haberse comido tal marrón (me hubiera gustado ver a los de la caverna en su situación) aunque supongo que son ellos los responsables de todo, aunque sea para justificar sus sueldos. Pero, y volviendo al tema, criticar las medidas que aparecen en este cartel no me resulta acertado, puesto que precisamente estas medidas llevadas a cabo por el Gobierno son las (únicas) que han gestionado de una manera brillante y pensando completamente en el beneficio de la población. Eso sin contar el tonillo, la desvergüenza, la poca educación y la zafiedad con la que el autor de semejante indecencia ha querido plasmar sus ideas.

Para empezar, el señor (o señora, quiero dejarlo claro) que ha escrito el cartel está en contra de la Ley del Tabaco. Evidentemente, y está claro por la pizarra en la que ha escrito la que probablemente es su mayor obra de arte y expresión de su inteligencia que jamás haya demostrado nunca, este señor es hostelero. Un hostelero que no debe estar de acuerdo con una Ley que ha nacido para proteger la salud de todos, en especial la suya y la de todos los que están a su cargo. Me imagino perfectamente cómo será este señor: un hombre que por encima de todo siempre desea cumplir las leyes y respetar a sus empleados, a la vez que critica unas medidas democráticas respaldadas por la gran mayoría de la población y que lo único que le preocupa, también por encima de todo, es hacer caja sin importarle nada más. Un señor que no debe estar de acuerdo tampoco con que se sancione a quien conduzca bebido.

Probablemente, esta persona también sea un miembro de la caverna; una persona a la que le gusta tomarse sus vinos y a la que no le gusta que le digan que no pueden conducir por él. Una persona que no está de acuerdo con que en el código penal se diga que si sobrepasas el límite de velocidad, poniendo por tanto en peligro las vidas del resto de personas que están a tu alrededor, puedas ser sancionado con la cárcel.

Es muy posible también que el cuerpo de este señor esté adornado con una importante barriga. Una barriga que ocupe mucho más que él puesto que tampoco está de acuerdo en que los gordos, por su propia salud, se pongan a régimen. No sé si esta medida la habrá tomado el Gobierno pero no lo creo, porque no conozco todavía ningún político que haya propuesto el régimen alimenticio obligatorio para todos sus ciudadanos. Quizá se hayan pronunciado en alguna recomendación, como haría cualquier médico o dietista, para evitar que en un futuro podamos sufrir un infarto o algún otro problema circulatorio por culpa del colesterol, otra medida que este individuo repite en una línea más allá. Pero cada cual a lo suyo. Tampoco me extraña que esta persona haya redactado este cartel tras expresar tan abiertamente sus pocos deseos en cuidar su vida: fumar, comer, beber… Y follar a pelo.

Porque yo creo que esta es la peor de todas (obviando la conclusión del hombre de las cavernas). Este hombre defiende que la gente practique sexo sin preservativo exponiéndose, por tanto, a ser infectado de VIH, gonorrea, sífilis, y un sin fin de enfermedades que se contraen cuando se siguen las indicaciones de este especialista en la materia. Claro está que si esta persona defiende follar sin condón es porque no lo hace mucho y por ello se permite el lujo de defender las corridas… pero con toros, postura de la cual ya conocéis mi opinión porque, entre la de la velocidad y las famosas madalenas, ya la expresé en otro escrito muy parecido hace pocos días. Pensándolo bien, a lo mejor esta pizarra ha sido dictada por la misma persona que le ordenaría a alguien coger el photoshop y realizar el montaje fotográfico del post al que hago referencia. Alguien a quién probablemente le guste ir a la iglesia y votar al PP.

Por último, que no menos importante, el propietario de la pizarra tan polémica en el día de hoy, se permite el lujo de hacer alarde de su homofobia cuando realiza la siguiente conclusión: Solo gobernamos pensando en darte por el culo, ¡¡que por eso lo hemos legalizado!! Qué triste me parece que este señor piense que solamente se han legalizado los matrimonios homosexuales (y, por ende, todo lo que conllevan) para que la gente pueda pasárselo bien metiéndose cositas por el culo, cosa que mucha gente sin prejuicios y con mucho amor a su cuerpo y disfrute personal, ya realizaba antes de que una Ley le diera plenos derechos y garantías para ser igual de libres y con las mismas oportunidades que el resto de la población.

Como sabréis siempre defenderé el uso de la palabra para expresar la opinión libre de todos y cada uno, pero siempre y cuando dichas palabras no falten el respeto a nadie. Creo que todos somos lo suficientemente listos como para saber que si le faltamos a alguien al respeto quizá podemos perder la razón. Aunque haya algunos que solamente entiendan estas maneras, como nuestro protagonista de hoy. Quizá por ello me gustaría dedicarle unas palabras basándome en sus doctrinas y formas (y quizá perdiendo las mías) e instarle a que tome ejemplo de la conclusión de su obra de arte y coja esa gran pizarra donde expresa sus pensamientos y se la introduzca por el agujero de su propio culo. Quizá así siente lo mismo que sentimos muchos de nosotros cuando comprobamos que todavía hay personas que piensan como él.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La pizarra de las cavernas

  1. Alberto dijo:

    ¡Mucho mejor que un poema de Lorca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s