Las 110 prohibiciones

La velocidad, el debate del crucifijo en las escuelas, el tabaco, la venta de bollería en los colegios, los chiringuitos en la playa y los toros son algunas de las prohibiciones que encienden la polémica

Los demagogos comienzan a decir que vivimos en la España de las prohibiciones. Incluso algunos (los más chisposos) se permiten en lujo de hacer chistes en los que indican que al gobierno se le pueden ocurrir hasta 110 improvisaciones a la hora. Y es que el número de hoy es el 110.

Pero antes, ya que me he molestado en entrar en la web de La Razón para coger esta fotografía, muy parecida a la que sacaron ayer en portada, me gustaría comentarla. A simple vista, parece que está prohibido ir a más de 110, los toros, las magdalenas —en adelante madalenas—, fumar, los crucifijos y las bebidas con sombrilla. Quería tener claro qué significan cada uno de esos símbolos antes de empezar a hablar. Y empiezo por el final.

El vaso con sombrilla, que me extrañaba mucho que se prohibieran las sombrillas en los vasos, puesto que se le acabaría el chollo a más de uno en su chiringuito. Y es que de chiringuitos va la prohibición, ya que este cartel tan poco trabajado, quiere significar que están prohibidos los chiringuitos en la playa. Me he informado un poco, porque tampoco es el tema del que quiero hablar, y al parecer no es correcto que los chiringuitos estén prohibidos. Solamente estarán prohibidos aquellos que estén en la propia playa sin que estén prohibidos los ubicados en los paseos, apenas unos 50 metros de la arena. No he estado en muchas playas, pero las pocas que he visto dan pena puesto que estaban llenas de desperdicios y es que, si queremos evitar que se ensucien, algo hay que hacer. ¿La culpa? No creo que sea de la España de las prohibiciones sino de la pandilla de guarros a los que les importa un pito el estado de las mismas.

La otra prohibición son los crucifijos. Supongo que los crucifijos no están prohibidos en este país con libertad de culto, sino que están prohibidos en las aulas de las escuelas públicas, una obviedad cuando nos encontramos en un país con, como ya he comentado, libertad de culto. Una España laica que a veces se olvida de que cada vez son menos los que profesan esa religión. ¿Por qué será?

El siguiente marchamo es el tabaco. Y una vez más me repito en este blog: el tabaco no está prohibido. Todos los drogadictos que lo deseen pueden seguir destrozando su salud en la soledad de su domicilio o en las calles donde no puedan molestar a nadie con su veneno. Desde luego esta regulación (que no prohibición, recordemos) es uno de los mayores aciertos de este gobierno.

Las madalenas. ¿Están prohibidas las madalenas? La verdad es que me daría bastante pena puesto que están bastante ricas, sobre todo esas que venden en el súper de mi barrio y a las que glasean un poquito de azúcar por encima. Eso sí, dado el concepto de vida sana que llevo desde hace bastantes meses, recomiendo a todo el mundo que no consuma muchas de ellas. Estoy convencido de que existen muchas más formas de desayuno y merienda que esta, más saludables y más equilibradas. Sobre todo desde niños, para dar, desde un principio, un concepto de dieta saludable a los niños. De hecho, esta prohibición creo que se refiere a eso, a que el gobierno prohibió la venta de bollería (no solo las deliciosas e insanas madalenas) en los colegios. Todo aquel que sea padre creo que estará de acuerdo conmigo en esta medida. Además, no me parecería muy ético enviar a tu hijo al colegio sin un triste vaso de leche en el estómago. Quizá la mejor opción es que unos padres con cabeza fueran los que controlaran en todo momento lo que comen sus hijos.

Con los toros me pasa lo mismo que con el tabaco: no están prohibidos los toros, solamente que los maten. Y es que, por fin, se prohibieron las corridas de toros en Catalunya, medida que espero que poco a poco se vaya extendiendo al resto del país. Ayer mismo paseaba frente a la majestuosa plaza de Las Ventas en Madrid y me maravillaba ese hermoso lugar, sin parecerme hermoso que se utilizara, principalmente, para asesinar animales con el beneplácito y regodeo de la sangrienta audiencia. Es más, me parece (más que triste y horrible) lamentable que unos seres humanos, supuestamente civilizados, tengan que divertirse observando tan dantesco espectáculo: la agonía de un animal que tuvo la mala suerte de nacer toro y no abubilla.

Y por fin llego al tema que me interesa. Los 110 km/h. Desde esta misma mañana, creo que a las 6 a.m, está prohibido circular por autopista a más de 110 km/h. Es decir, se rebaja la velocidad máxima de 120 a 110, osea, 10 kilómetros en una hora. El objetivo de esta reducción es el ahorro, pero no el ahorro doméstico (en el bolsillo), que también, sino el ahorro nacional. Al reducir 10 km/h la velocidad máxima se consiguen ahorrar, según los expertos, hasta 2 litros de combustible. Teniendo en cuenta los precios de hoy en día, creo que no es un dato a dejar pasar por alto. Además, esta medida será buena para nuestro entorno: no se conseguirá eliminar la polución que hay encima de nuestras cabezas pero sí que se conseguirá emitir menos sustancias contaminantes a la atmósfera. Y es que ¿no estaba la ciudadanía a favor de todo esto hace unas semanas? Además, el gobierno ha reducido el 5% el precio de los billetes de Cercanías para evitar que los ciudadanos se desplacen en su vehículo privado. Está claro que el que quiere coger el coche a día de hoy es por eso, porque quiere.

Lo que sí que quiero desmentir son los comentarios, la mayoría hirientes y de dudosas intenciones por parte de quienes los emiten, que dicen que esta medida se ha llevado a cabo para recaudar. Tengo que decir que esta afirmación es falsa de antemano y que cualquiera con un poco de raciocinio se dará cuenta de ello. Y es que, si no sobrepasas el nuevo límite de velocidad no podrás ser sancionado. Exactamente igual que antes. Muchos además, comentan que tardarán más en llegar a sus destinos. Y efectivamente, esto es verdad. En concreto, si deseamos realizar un trayecto de 120 kilómetros, a la antigua velocidad de 120 km/h tardaríamos, lógicamente, una hora (i.e. 60 minutos). Por el contrario, si deseamos realizar la misma distancia pero a 110 km/h, tardaríamos (si no me fallan las cuentas) 65 minutos. Es decir, 5 minutos más. Un tiempo que, comprendo, muchos no se pueden permitir.

Y, por último, recordarles a todos aquellos que dicen que vamos hacia atrás al permitir estas velocidades, que no somos el único país cuyo límite de velocidad es de 110 km/h. Algunos de ellos son Irlanda, Reino Unido, Suecia, Polonia, Dinamarca… y solo mostrándoos aquellos países de la Unión Europea. Las tan conocidas autopistas de 130 km/h alemanas se tratan de unas vías con un ancho y un trazado especial que no cumplen las españolas, motivo por el que en España nunca se ha llegado a tal velocidad.

Todo esto sin olvidar que, al reducir la velocidad, se reducen los números de accidentes, puesto que aumenta el tiempo de reacción y la distancia entre un vehículo y otro (o al menos así tendría que ser, teóricamente). ¿Alguien ve algún problema en estas medidas? Creo que es imprescindible que en un país se regulen ciertas cosas, siempre y cuando sus ciudadanos no quieran vivir en un estado de anarquía, de autarquía o de, no lo quiera nadie, dictadura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Las 110 prohibiciones

  1. Pingback: La pizarra de las cavernas | La Habitación de Daniel

  2. Daniel dijo:

    No se aceptan comentarios cuyo contenido esté escrito en mayúsculas: Escribir todo en mayúsculas se considera como gritar y además, dificulta la lectura.

    Antes de publicar un comentario en el blog debes consultar las normas de funcionamiento del mismo.

  3. Pingback: La revolución de las mujeres | La Habitación de Daniel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s