El límite cruzado

Fotografía de Luis Pérez bajo licencia Creative CommonsAyer estuve en el preestreno de la película Cruzando el límite y comentaron que la gente de Amnistía Internacional les está ayudando en la difusión de la película. Así que hoy me he puesto a investigar sobre la acción que están llevando a cabo y he querido traérosla aquí.

Y es que resulta que bajo la protección y el cuidado del Estado, menores que no han cometido ningún delito pueden sufrir privación de libertad sin orden judicial, malos tratos, ser encerrados en celdas de aislamiento, atados y amordazados, como se puede ver en la película. Pueden verse privados de su derecho a la salud al ser sometidos a tratamientos médicos sin diagnóstico, administrados sin la debida diligencia, sin información y sin su consentimiento, a veces medicados forzosamente con fines sancionadores.

No es la primera vez en la que aparecen casos como estos en las portadas de los diarios. Casos en los que sigue sin haber datos actualizados sobre el número de menores, las inspecciones en los centros, e incluso, casos en los que se han descubierto centros completamente ilegales, como se pudo ver en otra película muy parecida a esta: El Castigo.

Amnistía Internacional se ha encontrado con afirmaciones por parte de la administración central sobre sus limitaciones ante competencias delegadas a las Comunidades Autónomas. Este hecho colisiona con lo establecido en la Constitución española, que reserva como competencia exclusiva del Estado garantizar la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos. La protección jurídica de los derechos humanos de los menores, en particular de aquellos “con trastornos de conducta o en situación de dificultad social”, está en peligro al no existir normas mínimas comunes compatibles con el interés superior de los menores y que puedan ser exigibles en todo el territorio español.

Por esto, las autoridades han mostrado su preocupación, aunque solo por su propia imagen más que por una revisión en sus normativas que impidieran la proliferación de estos centros.

En sus intervenciones han llegado a tratar esta situación como un “asunto de alarma social”. Por eso es imprescindible que, una vez más, os unáis conmigo a una acción de Amnistía Internacional.

Firma esta carta dirigida al Presidente Rodríguez Zapatero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s