Misión imposible con VIH

 
Concentración - “Sin Esperanza para el VIH”Sufren despidos injustificados, mobbing, violación de la intimidad, discriminación laboral por parte de sus compañeros, se les excluye en las oposiciones,… son las consecuencias de querer buscar trabajo si eres seropositivo.
 
El mercado laboral impone estas y otras trabas a todos los trabajadores infectados con el VIH. El último informe del Observatorio de Derechos Humanos y VIH de RED2002 muestra que la situación laboral de los portadores del VIH no mejora con el paso de los años. A lo largo de 2009, el 32% de las consultas realizadas a esta ONG fue por cuestiones relacionadas con el empleo, frente al 30% de 2007. Las dudas más frecuentes tenían que ver con los cambios en las condiciones de trabajo (horario, ubicación física, responsabilidades y salario), la vulneración de la confidencialidad de los datos médicos, la solicitud de la prueba del VIH sin que ésta tenga relevancia para el puesto, la exclusión de oposiciones o los despidos.
 
Según la legislación nacional, la intimidad de estas personas es amparada y protegida, aunque durante todos estos años de lucha, esta situación se ha demostrado que no es tal. Para empezar, el trabajador no tiene la obligación de comunicar que es seropositivo, entre otros motivos, porque las relaciones laborales no implican ninguna situación de riesgo o contagio. Por otro lado, el tener que ocultar esta situación (ocultar el tratamiento, la medicación, las numerosas visitas al médico) provoca estrés, lo cual os podéis imaginar la implicación que tiene en la vida laboral de alguien.
 
Y este temor a ser rechazados o despedidos supone para las personas con VIH una pérdida más en sus derechos y una nueva barrera vital. Los perjuicios y la ignorancia de la gente llevan a estos enfermos a vivir estas situaciones que suponen un gravísimo problema y un perjuicio diario en sus relaciones con los demás.
 
Y para los que intentamos ayudarlos nos supone frustración. A mí me frustra tener que ver imágenes como las de la manifestación de la pasada semana: alrededor de 500 personas se manifestaban en la Puerta del Sol de Madrid contra, una vez más, Esperanza Aguirre. El ser sin escrúpulos ni moral del que os hablé el otro día, ha decidido reducir el presupuesto para financiación en materia de prevención del VIH a las asociaciones y ONG’s que día a día luchan contra esta lacra social que existe, entre otros motivos, por culpa de personas como ésta. Personas que se encargan de controlar el funcionamiento de una región y que, y perdonadme que me repita por enésima vez, han olvidado que trabajan por y para los ciudadanos, y que por tanto se deben atener a la ley y a la razón, y no a sencillos procedimientos y juicios morales subjetivos.
 
Es muy muy muy triste y penoso que un Gobierno tan importante como es el de Madrid, no sea solidario y carezca de la sensibilidad necesaria para llevar ciertos temas sociales que involucran a un gran número de personas… entre las que no se encuentran. Me gustaría ver a la señora Aguirre padecer esta u otra enfermedad. Estoy convencido de que perdería el culo (y el dinero público) en subvencionar lo que fuera con tal de salir airosa de esta situación con la que conviven personas que no se lo merecen.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s