“Por un instante seremos inmortales”

 
Querido Fičkó:
 
Te escribo estas líneas horas después de haberte abandonado. No sé realmente que pudo ser de ese personaje que un día existió en Hungría. No sé si tu nombre fue Fičkó o Ibo, o de las muchas formas que se te conoce. No sé si fuiste un verdugo fuerte o ese pequeño animal deforme al que yo he tenido el gusto de interpretar.
 
Lo que sí que sé es que ha sido un honor para mí poder haberte descubierto y poder haberte dado a conocer entre todo el público que ha asistido estos días en ese teatro. En esta madrugada que cierra este ciclo y todos estos meses de trabajo, he decidido dejar a un lado las lágrimas que he soltado esta noche por ti y escribirte estas palabras.
 
Quedaría feo decir en este caso que siempre queda algo del personaje en el actor, principalmente porque tú fuiste un asesino, un sádico, un violador,… aunque, como he intentado representar, también fuiste un bufón y un pequeño travieso que haría las delicias de los señores de postín y de buen gusto de la época, y que estaría no solo para servir y hacer reír a los mismos, sino también para darles un poquito de lo que había dentro de ti.
 
Aún así, y después de todo esto, tengo que decirte que estoy muy orgulloso de haber estado dentro de ti durante todos estos meses. He aprendido a quererte y a comprenderte. Siempre te llevaré dentro de mí. Dentro de mi cuerpo al que toco todavía reciente de ti, dentro de mis ojos de los que se derraman estas lágrimas y dentro de mi corazón, porque nunca olvidaré la experiencia que me has hecho vivir.
 
Pero ahora debo dejarte marchar. Porque como bien dijo ese gran dramaturgo que te creó, dejemos que nos reclamen cuanto quieran nuestros destinos. Tiempo habrá para volver a lo mundano, a las penurias, al silencioso pesar. Pero plantemos ahora nuestros rostros, el uno frente al otro, inefables, y te aseguro que por un instante seremos inmortales.
 
Hasta siempre, Fičkó.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Por un instante seremos inmortales”

  1. Alberto dijo:

    Sencillamente, no tengo palabras…

  2. Jorge dijo:

    Que bonitas palabras.Seguro que ha sido una experiencia inolvidable y muy enriquecedora.Quién sabe si de aquí ha salido un actor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s