Yo también soy un asesino

 
Ayer comía tras un ensayo de La Condesa Báthory cuando vi cómo algunas familias, abuelos, padres y niños, portaban sendas banderas españolas. Mi inocencia me hizo pronunciar la frase "¿Hoy juega España?". Pero no. Ayer jugaron sucio.
 
Ayer volvió a convocarse otra de las "manifestaciones por la vida" que los antiabortistas hacen cuando se aburren en su casa. La guerra de cifras también ha sido uno de los titulares de hoy en los que hemos podido ver, según la organización, que como siempre indica que ha sido un éxito, asistieron 600.000 personas. Sin embargo, la empresa Lynce, aquellos que contaban cabezas con tupés (¿os acordáis?), contaron 9.726 cabecitas.
 
Lejos de saber si el método cuantitavo de conteo de flequillos fachuzas funciona, tengo que decir, y creo que ya lo he dicho en alguna ocasión, que me repugna tremendamente que se lleven niños a esta clase de manifestaciones. Se puede hablar de la vida, de la muerte o de la madre del cordero, pero me parece terrible que se lleve a un niño a una manifestación política, así como que se le obliguen a hacer todas esas cosas que se hacen en contra de la voluntad del menor, como el bautizo, la comunión o diversos actos religiosos varios.
 
Es muy triste que un señor que, supuestamente, defiende la vida no defienda la libertad de decisión y de elección de moral e ideología que su hijo quiera adquirir. Y es también, no sé si llamar triste, pero si no sería cruel, llevar a un niño a una manifestación donde se dirigen insultos contra otra persona, ya sea ministra o Rita la cantaora.
 
Yo le recordaría a todos estos que eran ellos los que mandaban (y siguen mandando) a sus hijas a otros países para que aborten o "den en adopción" al vástago no querido (previo pago, posiblemente) a espaldas de todas sus amistades para poder guardar las formas. Que una pareja de jóvenes en los tiempos que vivimos no puede darle una vida digna a ninguna criatura. Y que el aborto siempre será la mejor alternativa a tener un niño que se muera de inanición o que sea maltratado o abandonado por unos padres que no lo deseaban y que se han visto las manos llenas al faltarles una ley como ésta y que beneficiará a todos.
 
Por último, y aunque me repita por enésima vez, pero lo haré siempre con mucho gusto, recordar a los intolerantes que las leyes se crean para que las utilicen aquellos que precisan de ellas; y que si no te gusta una ley, con no utilizarla sería suficiente. El problema o discusión moral que tienen ellos es que sí que la utilizarán y que su repugnante ideología religiosa y social siempre perseguirá comportamientos como estos y que parecen tan dañinos para ellos; deben ser cosas que se adquieren cuando acumulas ceros en tu cuenta corriente.
 
De todas formas, el paso está dado y esta ley podrá beneficiar a muchas personas y evitar fallos y sufrimientos innecesarios y que muchos no pueden corregir con dinero.
 
Para terminar, recordar que hoy es el Día de la Mujer Trabajadora. Un día absurdo y ridículo. Sí, lo digo en serio; mis compañeras de trabajo me han convencido. ¿Para qué queremos un día para brindar por ciertos derechos que todavía no se tienen?
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yo también soy un asesino

  1. Jorge dijo:

    Cierto que de toda la vida han sido las peperas las que se iban a abortar a Reino Unido por guardar las formas con su círculo de amigos.Yo no puedo con estos fachistas procatólicos que encima se creen que la bandera de España es sólo de ellos… En fin, que asco.

  2. Alberto dijo:

    Qué ímpetu. Así se habla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s