Hoy, un breve apunte

 
Antes de irme corriendo al teatro quería entrar aquí para haceros un pequeño comentario sobre lo que he presenciado en el tren según volvía a casa del trabajo.
 
Frente a mí se sentaron tres energúmenos, dos chicos y una chica, y la chica les preguntaba que porqué estaban tan enfadados. Ellos dos le contaban que estaban fumando en la puerta de su oficina cuando llegó una compañera con un cliente y les pidió, por favor, que se apartaran de la puerta, puesto que molestaban a la gente que quería pasar y que llenaban todo el vestíbulo de humo. Pues ellos dos se plantaron y le contestaron a su compañera, y al cliente que le acompañaba, que "si te jode, pues te aguantas". Durante un rato se estuvieron quejando de las supuestas miradas de asco que su compañera les estuvo dirigiendo a lo largo de toda la mañana.
 
Los dos chicos escuchaban como su amiga que les acompañaba les devolvía la réplica diciendo: "menuda amargada gilipollas; si yo quiero fumar puedo hacerlo porque estoy en la calle, porque me da la gana y porque tengo derecho", comentario al que sus compañeros respondían con sendas carcajadas de "aprobación".
 
Lo que no se les ha dicho a estos chicos es que, a parte de tener derecho a fumar, también tienen derecho a morir de cáncer de pulmón, lentamente y con dolor, y que de hecho será lo que les pase a ellos tres y a todos los fumadores que estáis leyendo esto y que sabéis perfectamente que detesto el tabaco.
 
Espero que un día os entre en la cabeza lo desagradable que es esa sensación de acercarte a alguien que huele tanto a humo. Que no es nada elegante esta clase de comportamiento, y menos delante de un cliente, y menos aún vanagloriándote de ello. Que esa mierda que os metéis en el cuerpo os acabará matando de una manera superridícula y que quedáis todavía más en ridículo cuando adquirís comportamientos como los de estos tres elementos.
 
También me gustaría volver a decir y a recordar que los ciudadanos no olvidamos, y que tenemos pendiente todavía una Ley que nos ha prometido el Gobierno y que esperamos y deseamos que cumpla. Aunque no dejará de ser una Ley inútil como la que ya tenemos en vigor, puesto que esto no funcionará hasta que no se prohiba fumar tajantemente en todos los espacios públicos de este país, y que el que quiera fumar no tenga más remedio que hacerlo en su casa y matándose él solo.
 
Lo siento por toda la parrafada anterior pero es que me da vergüenza ajena esta clase de comentarios y me repugnan, tanto o más, que el tabaco y los consumidores.
 
Y con esto y un bizcocho… ¡¡me voy al teatro!!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hoy, un breve apunte

  1. Jorge dijo:

    Estaba pensando: "si yo aquí dejé un comentario", y resulta que era en Facebook, jajajaja.Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s