RE: Curioseando

 
RE: CurioseandoRealmente no sé como empezar. Realmente no sé ni que escribir. Cuando te propuse el intercambio de blogs, supuse que ibas a hablar de alguno de los temas habituales de tu blog, pero en el mío. La verdad es que nunca supuse que ibas a escribir (a escribirme) algo tan profundo, algo tan sincero, algo que me emocionara tanto. Por eso mismo no sé ni qué escribirte yo.
 
Por eso, mis palabras en este escrito son totalmente improvisadas, escritas aquí conforme me van viniendo.
 
Si me preguntaras, o si alguien me preguntara cuanto tiempo llevo hablando contigo, estaría en la misma situación que tú. “Pues no me acuerdo”. Y es que realmente, no sabría ubicar en que momento hablé contigo por primera vez. No lo recuerdo con exactitud. Sospecho que Pedro hizo de intermediario en algún momento en algo relacionado con el mundo Amaral. Creo que a partir de uno de esos momentos, nos encontramos virtualmente por primera vez.
 
A partir de ahí, tú seguías mi blog y yo descubrí el tuyo. Nos leíamos, nos comentábamos, y lo más importante, descubría lo que era una amistad a través de la red. Durante todos estos meses he descubierto un verdadero amigo en la red, he descubierto un gran amigo en la distancia. He descubierto que merece la pena viajar a Madrid sólo por conocerte en persona (¡prometo hacerlo pronto!).
 
También he descubierto el valor de otras muchas cosas gracias a tus puntos de vista. Sigo pensando que La habitación de Daniel debería ser algo público.
 
Compartimos muchísimas opiniones, tenemos la misma ideología política y rechazamos las religiones. También discrepamos en algunos asuntos, claro (sí, odio Telecinco), pero son muchas más las cosas que compartimos y nos unen.
 
Cuando cada mañana miro el correo electrónico, es ya algo ya que espero: encontrar un aviso diciéndome que tengo un comentario de Compi en la entrada que escribí la noche de antes. Es como si hablásemos todos los días por teléfono, es como si con cada comentario que dejas tuviéramos una charla cada día. Y creo que eso es algo genial porque tengo amigos mucho más cerca con los que hablo mucho menos y de los que sé menos. Y tengo otros amigos con los que sólo hablo por correo electrónico y muy de cuando en cuando.
 
Es por ello que yo también quiero darte las gracias: gracias por cada día que pasa y sigues estando al otro lado de la pantalla, gracias por cada comentario que dejas, gracias por cada sugerencia que haces, gracias por apoyarme en cada uno de mis “proyectos” (¡fuiste de los primeros en registrarse en el nuevo foro de Amaral tras mandar el mensaje con el cambio de dirección!). Por todo ello, y por mucho más, gracias, amigo.
 
Aquí tienes una amistad de esas que dicen que es “para toda la vida” porque dentro de unos años quiero decirle a mi novia: ¿nos vamos este finde a Madrid a ver a Dani? Y que sea algo habitual el quedar de vez en cuando.
 
De nuevo, gracias.
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a RE: Curioseando

  1. Pingback: Adiós, Jorge | La Habitación de Daniel

  2. Pingback: Y el verano va pasando | La Habitación de Daniel

  3. Pingback: Las estadísticas de 2010 | La Habitación de Daniel

  4. Daniel dijo:

    Tanto como a ti la mía. Muchas gracias una vez más.

  5. Jorge dijo:

    Espero que te haya gustado ;-)Gracias otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s