El Juez Serrano

 
Varias asociaciones feministas se alzan durante estos días contra el Juez Francisco Serrano el cual únicamente ha cometido el delito de romper un ‘tabú’ sobre la violencia de género que hace que sea políticamente incorrecto tratar dicho tema. Y es que el delito del Juez Serrano no ha sido otro que mostrar a todos el doble rasero que viene implícito con la Ley de Violencia de Género de 2004, en la que se distingue en el delito si el agresor es un hombre o una mujer, así como la multitud de casos que ha sacado a la luz de denuncias falsas contra hombres por parte de mujeres y del número de hombres que han sido asesinados a manos de mujeres.
 
Y es que tras ver la noticia que aparece hoy en todos los medios en la que se aborda el caso del hombre muerto a manos de su compañera en Madrid he querido volver a tratar este tema tan polémico y que ya he tratado en alguna ocasión.
 
Como ya he indicado en varias ocasiones, la violencia doméstica, como yo prefiero llamarla, es horrible en todas sus variantes ya sea el maltratado hombre o mujer, el maltratador hombre o mujer, o esté dirigida hacia los maridos y mujeres, los mayores o los niños.
 
Y todo este asunto que intento comentar es que me parece muy grave que las asociaciones de feministas se pongan en pie de guerra tratando de ocultar las opiniones que no les gustan. Basta con leer el texto de dicha Ley para constatar que este tipo de violencia solamente se entiende de los hombres hacia las mujeres. Cuando se habla de beneficios, indemnizaciones o beneficiarios, solamente se habla de la mujer, como bien puede verse, entre otros documentos, en el Estatuto Básico del Empleado Público, cuando se habla de "violencia de género sobre la mujer funcionaria" en el artículo 49.d.
 
Pero esto no es una opinión personal: son hechos constatados. Cuando una mujer presenta una denuncia contra un hombre se toman medidas cautelares de manera inmediata, cosa que jamás sucede cuando el agredido es un varón.
 
Esta desigualdad resulta más injusta todavía si tenemos presente el elevado número de denuncias falsas: que de los 9.800 procedimientos que se incoaron en 2008 en Andalucía por esta causa, más de un 90 por ciento se hayan archivado o hayan acabado en absolución no es una opinión del juez Serrano, sino un dato de la Fiscalía. También es un hecho que la mayor parte de esos casos se archivan por falta de pruebas, aunque también hay muchas mujeres que se han inventado esos malos tratos para salir beneficiadas en el proceso de divorcio, como ya denunció publicamente la jueza catalana María Sanahuja.
 
Continuando con el informe del señor Serrano, en el mismo sale a la luz la escandalosa cantidad de 30 hombres asesinados por sus mujeres a lo largo de 2009. Casos que son silenciados de cara a la opinión pública. Por supuesto que no quiero discutir que es mucho más frecuente el caso contrario, pero vistas las reacciones de las feministas, al parecer lo que más ha molestado no es que los datos aportados por este juez pudieran ser falsos. No. Lo que más ha molestado es que estos datos hayan sido hechos públicos.
 
Y es que todas las asociaciones de feministas, lejos de intentar discutir y hablar sobre el asunto, solamente se han limitado a insultar a este juez como "maltratador", simplemente por sacar a la luz una verdad oculta. Entre esos comentarios, se pueden destacar dos. El primero de ellos el de Ana María Pérez del Campo, portavoz de una de estas asociaciones que asegura que el juez "emplea para hacer daño a las mujeres, como hace cualquier otro maltratador, que utiliza el teléfono o a los niños para seguir insultando y maltratando". Y el otro el de Yolanda Besterio, Presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, la cual se atreve a realizar la siguiente acusación: "es como si una persona que defiende las acciones de ETA, juzgara a personas de ETA". Me parece muy grave que las asociaciones contra el maltrato oculten estos datos e intenten silenciar las denuncias falsas, pero más grave aún me parece que sean esas mismas asociaciones las que carguen contra alguien que solamente ha querido sacar a la luz esta incómoda verdad.
 
Hay mucho que aprender de este juez. Sobre todo es algo que debería hacer nuestra Ministra de Igualdad, y más ahora que el Presidente Zapatero se ha encargado de la Presidencia de la UE. Tiene seis meses por delante para dejar alguna huella en Europa, aunque también hay que reconocer que la mayoría de las presidencias no han conseguido hacerlo. Y digo esto porque, a parte de solucionar la actual crisis económica, es uno de los objetivos principales de Zapatero en la UE: luchar por la igualdad de géneros, como comenta él mismo en la nueva web creada para que todos podamos seguir los avances de España en la presidencia europea.
 
Para terminar, recordaros que esta noche es una noche de ilusión para todos los niños. Aunque yo estoy convencido de que los Reyes Magos no pasarán por mi casa, aunque me haya portado muy bien este año, me haría mucha ilusión recibir algo mañana por la mañana al despertar, como por arte de magia. Por eso os dejo el regalo que me apetecería recibir, aunque mi cuerpo diga lo contrario. Os dejo este montón de golosinas que pueden endulzar la vida a cualquiera, incluso a la gente de la que os he hablado hoy.
 
Gominolas
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El Juez Serrano

  1. Alberto dijo:

    Otro post excelente. ¿Para cuándo te planteas empezar en serio con tu vena periodística? Ah, y recuerda que a veces los Reyes se retrasan…

  2. Jorge dijo:

    La verdad es que estoy totalmente de acuerdo contigo. En mi familia ha habido un caso de estos y sé de que va la historia.Un tío mío, hermano de mi madre, estaba separándose allá por el 2006. Total, que un día va a su antigua casa (ésa es otra, ¿por qué siempre se lo dan todo a ellas?) y la tía no quería abrirle la puerta. Llamó (ella) a la policía local, pero él se fue antes de que llegasen porque sabe como están las cosas. Y por muy poco, porque un vecino le dijo que se habían presentado una patrulla en coche y dos policías en moto. ¿Exageración? Demasiada.También, por ejemplo, a mi hermana, que se prepara para la Policía Nacional, la he oído decir más de una vez decir que la ley es feminista. Si una tía va y dice, "este me ha hecho tal", ese tío pasa por lo menos la noche en la cárcel, sin necesidad de pruebas ni nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s