Las uvas de la suerte

 
Las doce uvas de la suerteEn menos de doce horas finaliza este año 2009. Por eso hoy quería dejaros estas uvas de la suerte, uvas que muchos tomaréis esta noche para intentar entrar el año con buen pie.
 
Son muchas las fórmulas que se utilizan para ello, y no sé si alguna dará resultado. No sé si a los italianos les compensa tener una noche de perros soportando las lentejas que suelen comer o si a los españoles nos compensa comenzar el año estresados, comiendo una uva tras otra hasta llegar a doce. Comenzar el año con la boca llena solamente porque una superstición dice que da buena suerte.
 
No creo que sea cuestión de suerte. Hace un año os escribí un post en el que os relataba mi carta al "Presidente de la República Mago". Hay cosas que he cumplido como terminar mi carrera o ponerme a hacer ejercicio, aunque esto no haya bastado lo suficiente. Otras que no he cumplido, como buscar un hogar propio o terminar mi periodo laboral en mi actual trabajo (gracias al esfuerzo que creo que he puesto en el mismo).
 
He mejorado en aquello que mejor sé hacer: ser borde; y he estado haciendo un año más lo que me ha dado la gana. Y es una alegría el poder mirar atrás y ver que he cumplido las expectativas que me ponía.
 
Pero si hace algunos días os comentaba ese control de calidad que hacemos de nuestra vida cuando comienza un año nuevo, creo que sería hipócrita contradictorio que ahora lo hiciera.
 
Creo que es mejor pensar qué podría mejorarse este año para que todo fuera mejor: por ejemplo, que la gente cambiara su ideología un poco para poder mejorar la forma de vida de los demás; que aprovechéis la oportunidad que se os da a partir de mañana para que dejéis de fumar, porque como dijo un día Mercedes Milá, a la que comienzo a parecerme, el humo solamente es "mierda que echáis por la boca".
 
Que cuando esté entrando el año nuevo, penséis en vosotros y en quienes están a vuestro alrededor. Que trabajéis o estudiéis, que os esforcéis en vuestros menesteres, porque este año yo he aprendido que el esfuerzo recibe su recompensa tarde o temprano. Que aunque queráis ser bordes, como yo, seáis buenas personas, humildes, porque creo que vamos bastante escasos en este mundo.
 
Y porque el año que viene nos podamos seguir viendo por este pequeño rincón. Que tengáis una buena salida y entrada de año. Y no voy a desearos que seáis todos buenos, porque si no sería un poco aburrido. Nos vemos el año que viene.
 
¡¡Feliz 2010!!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las uvas de la suerte

  1. Jorge dijo:

    Feliz año nuevo!Yo te hago un propósito para 2010: que este blog sea "en abierto", porque se lo merece.Un abrazo!

  2. Alberto dijo:

    ¡¡Feliz año Daniel!! Buen post! Los propósitos del año que viene son aún mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s