Control de calidad

 
Los últimos días del año, por un motivo extraño, siempre hacemos reflexiones sobre todo lo vivido, lo logrado y lo perdido durante el año; también hacemos propósitos del nuevo año, enmiendas y súplicas. Hasta yo mismo he llegado a hacerlo (y lo haré este año a su debido tiempo).
 
Este exhaustivo análisis de nuestra vida es como el control de calidad que llevan a cabo las empresas al finalizar el año. Analizamos los hechos, los pensamientos, los logros y las pérdidas, como si con el cambio de año quisiéramos buscar una segunda oportunidad, o alguna más.
 
Para la mayoría de la gente, la navidad se justifica como una simple cuestión de hábitos; hábitos comerciales querrán decir. Al igual que en San Valentín o en San Jordi, se compran flores y libros, respectivamente, en navidad es tiempo para comprar cualquier otra cosa que se nos pueda antojar: perfumes, juguetes, discos,… es el momento para olvidarse de la crisis y darse ese pequeño homenaje que a lo largo del año muchos no se atreven. Incluso con cenas: los restaurantes se llenan de gente celebrando comidas y cenas de empresas, donde tenemos que brindar y emborracharnos junto a nuestro jefe, ése que nos puede caer mejor o peor, pero con el que no solemos hacerlo.
 
También aprovechamos para comprar décimos de lotería y gastarnos todo lo posible en este pequeño sueño muy difícil de cumplir. Nos quedamos atrapados por las lluvias y las nieves en las carreteras, en las estaciones y en los aeropuertos. Los que trabajan estos días para nosotros aprovechan para hacer huelgas. Los taxistas se manifiestan, los niños cantan villancicos por las calles, el precio de la comida sube, los virus nos atacan por cualquier poro de nuestra piel y los lugares de ocio se abarrotan de gente dispuesta a disfrutar de esos días que le quedan del año. Pasan Santas, Campanadas y Reyes, pero después de un par de semanas, todo vuelve a la normalidad. Hemos pasado por esos días de gastos y luego toca arrepentirse. Subir la cuesta de enero sin poder contar con la paga extraordinaria que tan ricamente nos hemos gastado en regalos, afrontar con poco ánimo toda la subida de precios, volver al gimnasio y seguir gastando para volver a ser quien éramos días atrás.
 
Si esto siempre es así y siempre pasa lo mismo: ¿por qué no se prohibe la navidad? Al igual que se prohibe el fumar.
 
Pero a lo mejor ésa es la magia de la navidad. El hacernos la ilusión de que un Baltasar o una Befana nos pueda traer otro regalo diferente: un poco de esperanza, una carga de humildad para tomar conciencia del daño que hemos hecho o una simple reflexión. Y digo yo, ¿en qué pensarán o qué pedirán aquellos que sí que han conseguido lo que se propusieron?
 
Al fin y al cabo, no quedará más remedio que ponerle al mal tiempo buena cara, como bien dice el dicho. Así que os pongo buena cara. Y os felicito las fiestas, como ya he hecho en alguna ocasión, desde el Portal de Belén.
 
Feliz navidad desde el Portal de Belén
 
Ahí os queda. ¿Me acabará gustando algún día la navidad? ¿Me dejarán de gustar algún día estas ridículas bromas? No lo sé. Pero si no os gustan a vosotros, quizá lo podéis pedir como propósito para el nuevo año.
 
Antes de terminar, tengo que decir que no podía irme de vacaciones sin escribir una entrada de blog. Ayer Alberto me comentó que el aburrimiento hizo que estuviera toda la mañana pulsando la tecla F5 de su ordenador dentro de esta humilde estancia. Pues bien, este post de hoy está dedicado a ti. Yo volveré antes de fin de año para despedirlo con aquellos que queráis pisar esta habitación. Que paséis unos buenos días y momentos en compañía de quien vosotros elijáis.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Control de calidad

  1. Alberto dijo:

    ¡Viva, viva! Una entrada de blog!! Gracias por la dedicatoria. Espero que no se te haga muy cuesta arriba esta Navidad. Ah, y suscribo completamente lo de los virus jaja. Un beso contagioso a ti y a la Esteban!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s