Este verano practica la dieta del cucurucho: comer poco y follar mucho

 
Puede parecer una guasa de las mías, pero creo que no. Lo están aconsejando todos los médicos. Este verano debemos practicar la dieta del cucurucho: comer poco y follar mucho. Quizá debo cambiar la dieta que os presenté hace días, la cual me está viniendo bastante bien, aunque prescinda totalmente del ejercicio físico.
 
Pues sí, como os comento me está yendo bastante bien, puesto que me noto más delgado; poco, pero más delgado. Quizá si practicáramos esta dieta nos podría ir mejor. Sería hacer lo mismo, comer poco y con pocas calorías, y gastar las mismas no con ejercicio sino con un buen polvazo campestre y vespertino. ¿No os parece bien?
 
Hablando de polvos vespertinos, a mí son los que más me gustan, durante la hora de la siesta.
 
El caso es que los expertos, como ya os comentaba, están aconsejando dicha dieta durante los meses de verano también para luchar contra el calor. Quizá hay que hacer caso al dicho de "si no puedes con tu enemigo, únete a él", porque desde luego que echar un quiqui en verano no es algo fresquito.
 
Echar un quiqui es algo natural, aunque a la Iglesia no le guste. Y lo hace todo el mundo y por cualquier razón. Incluso hay gente que mataría o se dejaría matar por echar uno, o si no recordemos a aquel tetrapléjico gallego que recorrió durante 10 km una autovía con su silla de ruedas para ir a un club de alterne a "echar un quiqui".
 
Otros expertos, en este caso británicos, aseguran que "tener buen sexo por las mañanas ayuda a tener una buena salud". Según ellos, tener una buena sesión de sexo matutino tres veces a la semana ayuda a aliviar la artritis y la migraña, quema unas 3.000 calorías por polvo y disminuye el riesgo de padecer diabetes. Asimismo aumenta la producción de testosterona, que permite tener nuestro organismo más fuerte, y consigue que nuestra piel y nuestro cabello estén más brillantes, ya que estimula hormonas relacionadas con estos aspectos.
 
Por último, destacar que el sexo previene el infarto, la depresión (que no me extraña), la celulitis y mejora la memoria y ayuda al rejuvenecimiento (motivo por el cual todos los curas y monjas que conocemos son viejos).
 
Osea que todo son ventajas. Así que ya es hora de… es hora de hacerlo. ¿Qué hora mejor que las 10 de la mañana? ¡¡Que disfrutéis de vuestro polvo matinal!! Yo mientras me voy a cambiar de dieta.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Este verano practica la dieta del cucurucho: comer poco y follar mucho

  1. Josep Pagès Canaleta ( CARDEDEU ) dijo:

    Si comes poco y follas mucho pasa una cosa te quedas sin fuerzas je je , Hay que comer lo justo y follar todo lo que nos dejen y nos permitan Que los que dicen follan mucho luego resulta se hasen muchas pajas y nada mas

  2. Alberto dijo:

    Me gusta, me gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s