La casa de tu vida

 
Hoy es el primero de los días finales de un asunto que lleva durante 60 años preocupándonos a todos, sobre todo a los que estamos cerca. Hoy la Comunidad de Madrid aprobará, por fin, la nueva Ley General que regulará la Cañada Real.
 
Esto significa que tras 60 años de asentamientos ilegales en los terrenos de la Cañada Real, repartidos por Madrid, Rivas y Coslada, esto dejará de suceder.
 
La Cañada Real es un territorio que siempre ha pertenecido, por su carácter de Cañada Real, al Estado. El Estado decidió ceder el mismo a la Comunidad de Madrid con las condiciones de que serían ellos los que se encargarían de su gestión y que "dejaría de ser Cañada Real". De esta manera se consiguen dos cosas, la primera de ellas que el territorio pase a formar parte de la Administración y por lo tanto no será propiedad de ninguno de esos "vecinos" (cosa que nunca ha sido así) y que la Administración será la encargada de administrar, valga la redundancia, los terrenos.
 
Pero claro… la gente que lleva 60 años viviendo allí ahora se queja porque les quieren echar o expropiar. Claro está que esta gente deberá vivir en algún sitio. Pero si lo pensamos con la cabeza bien fría, yo como vecino de Coslada, imagino que ahora se van a construir ahí pisos de protección oficial que ocuparán… ¿ellos? Porque estoy por hacerme un chavolo ahí mismo si con ello voy a ganar un piso nuevo, by the face, como ellos.
 
Lo que quiero decir es que gente que se ha asentado ilegalmente en un terreno que no le pertenecía y que han construido edificaciones impresionantes, porque en la Cañada hay desde chavolas hasta pisos pasando por chalés, ahora tienen que apoquinar con las consecuencias.
 
Pero ¿quién se va a comer los marrones que supone expropiar a una población de 40.000 personas distribuidos a lo largo de 15 kilómetros y que han construido sus ‘hogares’ partiendo de dinero obtenido en negocios de dudosa legalidad? Como siempre el ciudadano decente, aquel que sí que paga impuestos por su hogar y por todas sus propiedades, aquel que recibe los recursos básicos (electricidad, agua,…) pagando los impuestos establecidos por los ayuntamientos y no pinchándolos de aquellos soportes a la disposición de todos los contribuyentes, y aquel que merece más que ellos un piso de protección oficial, por realizar trabajos dignos para el país; y no gente que lleva durante años estafando a la Administración y a la moral de todos los que sí que llevamos una vida dentro de la legalidad establecida en nuestras leyes, leyes que como ciudadanos debemos conocer y respetar; y, por supuesto, cumplir.
 
Parece que estoy hablando de una manera muy poco solidaria. Pero no. Resulta mucho más solidario saber que a partir de ahora van a recibir ciertas cosas solamente aquellos que se lo merezcan. Que gente, que sí que es cumplidora con la sociedad, por fin va a tener ese reconocimiento; y que no se puede vivir de los demás durante toda la vida, porque no es decente. Por fin se hará justicia con todos los ciudadanos que durante estos años no han tenido nada mereciéndoselo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s