Desde el trabajo

 
Hoy me ha tocado trabajar. Bueno, realmente es día laborable no sé por qué me quejo, porque nos ha tocado a muchos. De todas formas, no es para tanto, aunque esté hasta los cojones de madrugar agotado y un poco perezoso para venir a trabajar.
 
El otro día estuve viendo Los abrazos rotos y solamente os puedo pedir a gritos que vayáis a verla, porque es una película genial. No entiendo por qué, en los cines modernos de ahora, ya no se aplaude cuando termina una película y te gusta. En el teatro sí, hasta en la tele, pero en el cine debe estar mal visto hacerlo.
 
Eso sí, los únicos que no se cortan un pelo siempre son los niños.
 
Bueno, lo que os estaba diciendo, que vayáis como locos a ver la película. Tampoco os quiero adelantar nada, solamente que Dani Martín sale menos de lo que parecía. Realmente su personaje sobra, parece puro marketing o ganas de Almodóvar de reírse de él. "Dani, mira Dani querido, vente para España y deja tus vacaciones en Los Ángeles, ‘The Angels’, que te voy a dar un papel en mi película". Claro, que luego cuando el vocalista (que no sé por qué le llaman así porque no sabe vocalizar) llegó y vio el papelón donde estaba metido, y no me refiero al guión, pues no le quedó otra que joderse y salir en una escena poniéndose una camiseta tras haberse follado a Rubén Ochandiano, que qué mal gusto. Por lo menos se podía haber magreado un poquito, como la Pene, que se magreó con todos los tíos de la peli.
 
Por otro lado, me encantó la temática de la peli: un tío que está grabando una película, que resulta ser un remake de Mujeres al borde de un ataque de nervios, hasta con portera incluida. ¡¡Genial, genial!!
 
Encantadísimo salí. Hasta que, a los pocos minutos, nos abordaron en nuestro coche unos ‘maderos’, que sí, que son las fuerzas de la seguridad y el orden de este país, pero son unos tocacojones señores más serios que no resulta agradable el trato con ellos. Nada, venían buscando droga, en concreto hachís (- Jesús. – Graciaaaaas.), pero claro que no lo encontraron. Me iba yo a gastar los 520 euros (- 2% de IRPF) de mi asqueroso y cutre extraordinario sueldo en una droga que ni siquiera sé si se fuma, se esnifa o se introduce por vía rectal.
 
Joder, pues será por sitios en Coslada, mi maravillosa localidad, para buscar droga… La verdad es que me sentó bastante mal; yo que soy una persona súper respetable. ¡¡Que se vayan a La Moraleja!! Allí tienen pasta pa’ aburrir y seguro que la saben invertir mejor que yo en drogas de diseño.
 
Pues eso… que estoy muy enfadado, y por eso mismo, hoy he decidido que no pienso escribir nada en mi blog. ¡¡Y punto!!
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Desde el trabajo

  1. Alberto dijo:

    Jajajajaja, ¡una entrada buenísima! Muy bien aprovechadas las tachaduras jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s