Se acaba otro año

 
Recuerdos desde ParísIba a utilizar este último post del año para escribir la carta a los reyes magos, pero ¡qué leches! Si yo no creo en nada de eso. En todo caso debería tener que escribirla al "Presidente de la República Mago", ¿no? A lo mejor ése es uno de los deseos. No me gustan nada los reyes. Ninguno.
 
Quiero recapitular todo lo que me ha pasado este año. Que ha sido todo muy bueno, para qué nos vamos a engañar. Se ha abierto un nuevo abanico, una nueva etapa de mi vida, a la vez que se ha ido cerrando otra. A cal y canto.
 
Por fin he comenzado a realizar mi Proyecto de Final de Carrera, que terminaré en los próximos meses, siempre y cuando todo salga bien. También, a la vez que esto suceda, deberé abandonar a los que han sido mis compañeros de trabajo a lo largo de dos años y medio. Siempre y cuando, de nuevo, no suceda algo que (ojalá) lo impida. Pero lo veo muy chungo: la crisis económica ha llegado hasta este sector y es muy posible que mi no-continuidad en este puesto se deba a eso. A una mala gestión por parte de la Presidenta de la Comunidad de Madrid. Pero no es momento de reproches. Sino de mirar para delante.
 
Voy a seguir relatando los propósitos que me gustaría cumplir a partir de esta misma noche. El primero, como ya he dicho, terminar la dichosa carrera. Y éste puedo asegurar que se va a cumplir. También me gustaría afianzar mi actual relación de pareja, que se extiende desde hace más de tres años, yéndome a compartir hogar con esta persona. Esto, quizá, es lo que más deseo de todo.
 
Voy a dejar a un lado eso de que quiero ir al gimnasio y ser mejor persona. Porque, además, es que todo esto suele ser siempre mentira. Me siento a gusto con mi cuerpo, quitando esta dichosa tos que me acompaña desde hace casi un mes, y con mi mente. No me considero mala gente. Es más, no creo que lo sea. Intento ser lo más imparcial posible con la gente que tengo a mi alrededor. Sé querer a los que quiero y sé despreciar a los que odio. Eso se me da muy bien.
 
Es más, quiero seguir despreciando a los que odio. No va conmigo eso de tener que olvidar e ignorar a la "gente que no merece la pena". No. Yo no quiero hacer eso. Cada vez que conozco una mala noticia relacionada con esa clase de gente, me alegro. No puedo evitar pensar que cada uno recoge lo que siembra. Y que la vida, al final, acaba siendo muy justa en ese sentido.
 
Tampoco quiero comprometerme a hacer algo, como nuevos propósitos, porque, aparte que nunca suelen cumplirse, esto queda aquí escrito y no quiero verme obligado por mí mismo a hacer algo que luego no me apetezca.
 
A lo que sí que me comprometo es a ser más borde que otros años. Se me da bien y sé, porque muchos de los que estáis leyendo esto me lo decís, que os gusta que sea así. Pues si te gusta el té: toma dos tazas. ¡¡Os vais a enterar!!
 
Ya estoy cansado de tanta felicitación absurda y de tanta tontería. De tanta familia feliz y niño suelto por la calle. Tengo ganas de que se acaben ya estas fiestas. De que la gente deje de estar feliz, porque creo que no hay motivos para que todos los años estemos con las mismas tonterías. Estamos en plena crisis económica; hay unos sinvergüenzas que se esconden tras sus ideas carcas y salvajes poniendo bombas y sembrando el pánico (la última ha sido hoy), solo para conseguir algo que solamente quiere una minoría, que lleva años demostrando que son lo peor… y que os queda bien poquito; hay gente con ideales político-sociales aburridos, que no se dan cuenta de que no están solos en el mundo; pero… tenemos (y mirad lo cursi que va a quedar esto) amor y libertad. Para seguir haciendo un año más lo que nos salga de los cojones. Para seguir pasándonoslo bien. Porque estamos en este mundo para pasárnoslo bien, en todas las facetas. Para disfrutar. Y para hacer disfrutar.
 
Que no comáis muchas uvas esta noche. Tiene que ser supertriste y superagobiante comenzar el año con este estrés. Que os lo paséis bien. Os espero aquí, el año que viene. Mil besos.
 
¡¡Y Feliz 2009!! Yo, con que sea la mitad de feliz que el 2008 me doy por satisfecho… ¡qué tontería! Que sea el doble de feliz.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Se acaba otro año

  1. Alberto dijo:

    Me encanta el propósito de ser más borde. Original sin duda que es… Yo también comparto uno de tus deseos. ¡Besos guapo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s