Segunda expulsión ‘oficial’: Ché

 
Ayer por la noche, una Mercedes vestida de andaluza, nos presentaba una gala que fue aburrida. Comparando la semana pasada las nominaciones, que os pondré a lo largo de esta mañana íntegras, las de ayer fueron muy aburridas y muy parecidas.
 
Para comenzar Soraya creo que ejerció de jurado a la final de la prueba semanal, y digo creo porque, como no la soporto y pienso que su presencia sobraba (probablemente fuera para promocionar y regalar discos), decidí no ver esa parte de la gala. Por cierto, ¿ganaron la prueba? ¡Yo creo que sí! Según he podido ver esta semana, que he seguido las 24 horas durante mucho tiempo se lo estaban currando muy bien, sobre todo el grupo ‘Dax’.
 
A lo que vamos. La expulsión. Como estaba cantado, el Ché salió expulsado. Como ya he dicho, creo que lo he dicho, a la audiencia le mola el juego ‘camorro’ y prefiere que Iván siga en la casa sembrando el desorden. Claro, a la audiencia. A todos los votantes de Iván los metía yo en esa casa, para que vean lo imposible que es convivir con una persona que está todo el día haciéndote la vida imposible.
 
Primero fue Orlando el que comprobó que Chiqui le salvó de la nominación y después, para gustazo de los morbosos, fueron Mirentxu y Liz las que abandonaron la sala de expulsión. Por cierto, que se atreva alguien a decirle a Mercedes que no quiere seguir en la casa… que ya verá.
 
Después, aburrida ronda de nominaciones. Todos (o casi todos) se decantaron por la nominación de Loli, que resultó ser la más votada de todas las nominaciones de este año, porque quería ponerse en manos de la audiencia, y Mirentxu, que quería irse, pero que no ha conseguido salir nominada. Los nominados de esta semana son Iván, claramente, Loli y Nani, esta última por ‘cantar’ a todo el mundo las nominaciones de las que fue testigo la semana pasada. Parece ser que no ha sentado muy bien a la gente, lo cual es normal, puesto que el voto es secreto y, o lo saben todos o no lo sabe nadie, pero Nani decidió desvelar esta información a algunos, sembrando el asombro y decepción de los otros.
 
Ahora solamente queda esperar al próximo martes a la expulsión de Loli. Porque, claramente, será ella quien abandonará la casa.
 
Por cierto, que no os lo he contado. El próximo día 30 de diciembre, martes por supuesto, asistiré a la gala de Gran Hermano. Seré uno de los ‘boleros’ invitados por Mercedes Milá para ocupar un asiento en la ‘grada VIP’. Probablemente sea la penúltima gala, es decir, en la que saldrán los finalistas, eso si los cálculos no me fallan, ya que, por las personas que quedan y según los supuestos del Gato Encerrado (el cual comentó que el programa terminaría la noche de Reyes) la final volverá a ser de cuatro personas.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s