Amaral: «Somos obsesivos con el sonido de nuestros conciertos»

 
Ha pasado casi una década -y cinco discos mediante- desde que Amaral fuera el pequeño grupo aragonés que teloneaba a La Habitación Roja en la sala Matisse de Valencia. El dúo que forman Eva Amaral y el guitarrista Juan Aguirre (que ahora a quien telonean es a Bob Dylan) presentará el próximo 13 de diciembre su último disco, «Gato negro, dragón rojo», en el Pabellón de la Fuente de San Luis. Será el último concierto del año, antes de meterse en el estudio para grabar su próximo álbum, «que será más eléctrico». A partir del mes de enero, Amaral restringirá sus actuaciones a los fines de semana.
 
La prolongada gira en la que están inmersos -con cincuenta ciudades programadas- no entiende de crisis. «Por el momento no notamos nada, estamos teniendo los mejores resultados artísticos y de público de nuestra carrera», explica la cantante, escogida por el público para representar a España en los Premios MTV Europa que se celebrarán el 6 de noviembre en Liverpool.
 
Filias y fobias
 
Amaral presume de vivir el éxito sin sufrir sus ataduras. Nada de ponerle fecha a sus trabajos discográficos, y nada de pegar giros de timón en su sonido. «Me gusta escuchar este último disco y darme cuenta de que no hemos cambiado mucho, que no hemos perdido el espíritu de la banda», asegura la vocalista, que no cree que llegue el momento en que se vea obligada a «colgarme de un arnés» en sus espectáculos ni a cambiar todo su sonido. «No somos U2», dice.
 
«Eva y yo no entendemos la música como una profesión, sino como una forma de vida», opina Aguirre. El guitarrista reconoce sin embargo que esta relajación no exime al grupo de preocupaciones. «Nos obsesionamos con la acústica de los lugares donde tocamos, queremos que el sonido llegue hasta las últimas filas. Siempre hemos sido así, desde que tocábamos en bares pequeños».
 
Las colaboraciones también han sido una herramienta muy recurrida por la banda de Zaragoza, que ha compartido grabaciones y conciertos con Lagartija Nick, Sexy Sadie, Deluxe, así como con artistas más alejados de su espectro musical como Enrique Morente o el guitarrista de R.E.M, Peter Buck, quien accedió a grabar dos pistas en la canción «Doce palabras» con su guitarra de doce cuerdas.
 
Por su parte, Bob Dylan accedió a que Amaral adaptara al castellano «A hard rain’s a gonna fall» para la banda sonora oficial de la Expo de Zaragoza 2008. «Fue muy arriesgado, porque es un texto mítico del que se han hecho pocas versiones, pero al final aceptamos porque nos salió algo decente».
 
Publicado hace unos minutos en ABC.es – edición Valencia.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s